MercoPress, in English

Jueves, 18 de abril de 2024 - 11:32 UTC

 

 

Sequía del Canal de Panamá afecta al comercio mundial

Miércoles, 13 de diciembre de 2023 - 10:26 UTC
Las cosas pueden empeorar en febrero si el nivel del agua sigue bajo Las cosas pueden empeorar en febrero si el nivel del agua sigue bajo

El comercio mundial a través del Canal de Panamá se está viendo gravemente perturbado por una sequía que afecta al corredor artificial, lo que podría obligar a elegir otras rutas más costosas, se ha informado. La histórica vía navegable de Centroamérica, que conecta los océanos Pacífico y Atlántico, mueve alrededor del 5% del comercio marítimo internacional.

En la situación actual, los buques se enfrentan a tiempos de espera de hasta tres semanas para atravesar el canal. Los cruceros y los cargueros que transportan bienes de consumo suelen reservar el pasaje con mucha antelación y no han sufrido grandes retrasos. Sin embargo, los que transportan mercancías a granel no suelen reservar turnos. Las franjas horarias disponibles se subastan, pero la demanda es excepcionalmente alta. Algunas han llegado a costar 1 millón de dólares o más, unos costes insostenibles para el negocio del comercio de cereales, tradicionalmente de escaso margen.

La crisis coincide con la temporada alta de las exportaciones de grano estadounidenses, y el aumento de los costes amenaza con reducir la demanda de los productores de maíz y soja, que ya han cedido cuota de mercado a Brasil en los últimos años, explicó Reuters.

Algunos exportadores han desviado por tren a puertos del noroeste del Pacífico sus envíos originalmente programados para zarpar desde el Golfo de México, aunque esto ha sido a un coste. Sólo cinco buques cerealeros estadounidenses con destino a Asia transitaron por el Canal de Panamá en octubre, frente a los 34 del año pasado, según informó el Departamento de Agricultura de EE.UU. (USDA). Aunque los precios de los cereales han bajado desde los máximos de 2020, el aumento del flete afectará a compradores de cereales y oleaginosas.

La Autoridad del Canal de Panamá restringió el tránsito de buques debido a que la falta de agua dificultó las operaciones del canal. Redujo los tránsitos diarios a 22 buques, frente a los 35 habituales, y planea una nueva reducción a 18 para febrero, que podría ser incluso más estricta si los niveles de agua se mantienen bajos.

Las interrupciones prolongadas en el canal podrían seguir obstaculizando los envíos de grano hasta bien entrado 2024, cuando la estación húmeda de la región empiece a recargar los embalses y normalice el transporte marítimo en abril o mayo.