MercoPress, in English

Lunes, 28 de noviembre de 2022 - 09:32 UTC

 

 

El Rey promete servir a la nación en su primer discurso por TV

Sábado, 10 de setiembre de 2022 - 10:55 UTC
“Me esforzaré por serviros con lealtad, respeto y amor, como lo he hecho durante toda mi vida”, dijo Carlos III “Me esforzaré por serviros con lealtad, respeto y amor, como lo he hecho durante toda mi vida”, dijo Carlos III

Sin los tartamudeos como tenía su abuelo Jorge VI, y visiblemente emocionado por el fallecimiento de su madre, el Rey Carlos III pronunció este viernes su primer discurso como monarca que fue televisado al país y al mundo.

“A lo largo de su vida, Su Majestad la Reina -mi amada Madre- fue una inspiración y un ejemplo para mí y para toda mi familia, y tenemos con ella la deuda más sentida que cualquier familia puede tener con su madre; por su amor, su afecto, su guía, su comprensión y su ejemplo”, dijo Carlos III.

“La Reina Isabel fue una vida bien vivida; una promesa con destino cumplida y se la llora profundamente en su fallecimiento. Esa promesa de servicio de por vida la renuevo hoy a todos vosotros”, añadió el soberano.

“La Reina hizo sacrificios por el deber”, dijo también al recordar la promesa de la entonces Princesa Isabel en 1947, en su 21º cumpleaños, transmitida desde Ciudad del Cabo a la Commonwealth de “dedicar su vida, ya sea corta o larga” al servicio de los pueblos.

“Sé que su muerte trae una gran tristeza a muchos de ustedes y comparto ese sentimiento de pérdida, más allá de toda medida, con todos ustedes”, señaló también el Rey Carlos al describir que muchas cosas habían cambiado a lo largo de los 70 años de reinado de su madre, incluida la sociedad británica, que “se ha convertido en una de muchas culturas y muchas religiones”. Pero “el papel y los deberes de la monarquía permanecen”, dijo el Rey, destacando su responsabilidad hacia la Iglesia Anglicana.

“Como la propia reina hizo con tan inquebrantable devoción, yo también me comprometo ahora solemnemente, durante el tiempo que Dios me conceda, a defender los principios constitucionales en el corazón de nuestra nación”, dijo.

“Y dondequiera que viváis en el Reino Unido, o en los reinos y territorios de todo el mundo, y sean cuales sean vuestros orígenes o creencias, me esforzaré por serviros con lealtad, respeto y amor, como he hecho a lo largo de mi vida”.

“Este es también un momento de cambio para mi familia. Cuento con la ayuda amorosa de mi querida esposa, Camilla”, señaló también. “En reconocimiento a su propio y leal servicio público desde nuestro matrimonio hace 17 años, se convierte en mi reina consorte. Sé que aportará a las exigencias de su nuevo papel la firme devoción al deber en la que tanto he confiado”.

El monarca también señaló que el príncipe Guillermo, como nuevo heredero al trono, asumiría ahora los títulos escoceses que el ahora rey había portado, al tiempo que le sucedería como duque de Cornualles. “Hoy, me siento orgulloso de nombrarlo Príncipe de Gales, Tywysog Cymru, el país cuyo título he tenido el gran privilegio de llevar durante gran parte de mi vida y mi deber”, añadió.

“Con Catalina a su lado, nuestros nuevos Príncipes de Gales, sé que seguirán inspirando y liderando nuestras conversaciones nacionales, ayudando a llevar a los marginados al centro de la tierra, donde se les puede prestar una ayuda vital”, subrayó Carlos III.

“Quiero también expresar mi amor por Harry y Meghan mientras continúan construyendo sus vidas en el extranjero”, señaló también.

El Rey añadió que en “poco más de una semana” su madre será sepultada y ha agradecido las condolencias y el apoyo del público, que significa “más para mí de lo que puedo expresar”.

“Y a mi querida mamá, mientras comienza su último gran viaje para reunirse con mi querido y difunto papá, quiero simplemente decir esto: Gracias”, dijo el Rey Carlos mientras su lado humano se abría paso a través de su regia compostura con una o dos lágrimas.

“Gracias por tu amor y devoción a nuestra familia y a la familia de naciones a la que has servido con tanta diligencia todos estos años. Que 'los vuelos de los ángeles te canten hasta tu descanso'”, añadió con palabras tomadas del Hamlet de Shakespeare que se han convertido en una tradición. En la escena 2 del acto 5 de Hamlet, Horacio sostiene a su amigo moribundo en sus brazos y rinde homenaje al Príncipe de Dinamarca, diciendo “Ahora cruje un noble corazón. Buenas noches, dulce príncipe, y vuelos de ángeles te cantan hasta tu descanso”.

Esta frase se utiliza a menudo como señal de respeto cuando alguien muere. Su frase “ángeles” también aparece en la composición musical de John Tavener Song for Athene, interpretada en el funeral de Diana en 1997.

Categorías: Política, Internacional.