MercoPress, in English

Sábado, 26 de noviembre de 2022 - 17:01 UTC

 

 

La OMS publica cifras “más completas” sobre el COVID-19

Viernes, 6 de mayo de 2022 - 11:40 UTC
Estos datos muestran la necesidad de que los países inviertan en sistemas sanitarios más fuertes, dijo Tedros Adhanom Ghebreyesus. Estos datos muestran la necesidad de que los países inviertan en sistemas sanitarios más fuertes, dijo Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el número de muertes causadas por el COVID-19 es mucho mayor de lo que se pensaba y ha alcanzado a casi 15 millones de personas en todo el mundo de forma directa o indirecta, el doble de lo estimado inicialmente, una vez que cuantificados los impactos directos e indirectos de la pandemia.

 Esta cifra se desprende de los 6,24 millones de muertes por coronavirus comunicadas oficialmente por los 194 países miembros de la OMS, más lo que el organismo incluyó en el informe de este jueves bajo la etiqueta de “exceso de muertes”, que son los fallecimientos que se registraron en el periodo de dos años y los que se podrían haber esperado si no se hubiera producido la pandemia.

La OMS estima que 14,9 millones de muertes pueden estar asociadas a la pandemia, lo que representa un punto medio entre un mínimo de 13,3 millones y un máximo de 16,6 millones de muertes contabilizadas desde el 1 de enero de 2020 hasta el 31 de diciembre de 2021.

La organización también ha llamado la atención sobre las muertes causadas por el COVID-19 pero que no se han notificado como tales, así como las causadas por otras enfermedades que no pudieron ser tratadas adecuadamente debido a la sobrecarga de los sistemas sanitarios en la fase aguda de la pandemia.

En este resultado también han influido las muertes que desde cierto punto de vista se “evitaron” porque los confinamientos redujeron el riesgo de accidentes de tráfico y laborales.

“Estos datos apuntan no sólo al impacto de la pandemia, sino a la necesidad de que todos los países inviertan en sistemas sanitarios más fuertes que sean capaces de mantener los servicios de salud en tiempos de crisis, y que cuenten con sistemas de información sanitaria sólidos”, dijo el Director General de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

“El seguimiento del exceso de mortalidad nos proporciona una comprensión más completa del impacto de COVID-19 más allá del número de muertes por COVID-19 notificadas por los países”, ha dicho la OMS.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) está haciendo un seguimiento del exceso de mortalidad a nivel mundial a medida que la pandemia evoluciona para revelar una imagen de todo su impacto y carga sobre los países, los sistemas de salud y las personas.

“El exceso de mortalidad incluye las muertes atribuibles directamente a COVID-19 que fueron contabilizadas y notificadas a la OMS por los países. También incluye las muertes atribuibles directamente a COVID-19 que no fueron contabilizadas ni notificadas por los países. También incluye las muertes indirectamente asociadas a COVID-19, debidas a otras causas y enfermedades, resultantes del impacto más amplio de la pandemia en los sistemas de salud y la sociedad.

No se incluyen las muertes que se habrían producido en circunstancias normales pero que se evitaron debido a los cambios relacionados con la pandemia en las condiciones sociales y los comportamientos personales”, dijo la OMS en un comunicado.