MercoPress, in English

Domingo, 22 de mayo de 2022 - 07:23 UTC

 

 

Cuba reprime al periodismo libre

Viernes, 21 de enero de 2022 - 09:30 UTC
“Nos van a echar de Cuba”, dijo esta semana Gabriela Cañas de EFE “Nos van a echar de Cuba”, dijo esta semana Gabriela Cañas de EFE

Tras los levantamientos de julio de 2021 y al ver cómo la información salió de la isla de Cuba y llegó al mundo, el régimen comunista ha estado revocando visas a periodistas extranjeros, se informó.

Gabriela Cañas, presidenta de la agencia española de noticias EFE, lo dejó claro: “Están a punto de echarnos de Cuba”, dijo esta semana a la emisora estatal estadounidense Voice of America. Agregó que el gobierno de la isla estaba haciendo casi imposible el periodismo serio.

Solo dos corresponsales de EFE cuentan con permiso de trabajo vigente luego de que el gobierno del presidente Miguel Díaz-Canel revocara la acreditación de cinco reporteros de EFE a mediados de noviembre de 2021 y no diera razón alguna. Si la tendencia continúa, existe la posibilidad de que la agencia deba terminar su trabajo en la isla después de casi 50 años, teme Cañas.

“Nunca ha sido fácil para los periodistas trabajar en Cuba”, dice Juliane Matthey, responsable de prensa para América Latina de Reporteros sin Fronteras. Durante años, los periodistas críticos con Cuba han sido amenazados, atacados y encarcelados. En su “Clasificación de libertad de prensa 2021”, Cuba ocupa el puesto 171 de 180, solo por detrás de las zonas de guerra y otros estados totalitarios, sin tener en cuenta acontecimientos recientes: “Después de las protestas de julio pasado, el régimen volvió a apretar los tornillos”, dice Matthey.

El 11 de julio de 2021 estallaron protestas masivas en La Habana y se extendieron por toda la isla, marcando las manifestaciones más grandes desde la revolución de 1959. Desde entonces, la represión del régimen comunista ha ido en aumento para evitar que vuelva a ocurrir algo similar.

Los medios de comunicación privados no están permitidos en Cuba, aunque ha surgido una pequeña red de sitios web independientes en Internet. Pero estas publicaciones han sido blanco de grupos de agentes del gobierno.

Aparte de las estaciones de televisión en manos del Estado, la única alternativa es TeleSUR, fundada por el exlíder venezolano Hugo Chávez y propiedad conjunta de los Gobiernos de Cuba, Venezuela y Nicaragua.

El régimen cubano teme el acceso gratuito a Internet y las redes sociales son monitoreadas permanentemente. “Un buen acceso a Internet costaría a muchos cubanos la mitad de su salario. Muchos sitios web están bloqueados y solo se puede acceder a ellos a través de una conexión VPN”, informó Deutsche Welle. Una de las razones por las que las protestas de julio probablemente cesaron después de solo cinco días fue que se bloqueó el acceso a Internet para evitar la coordinación entre los grupos de protesta.

La suspensión de los permisos de trabajo a los periodistas de EFE se produjo pocos días antes de una manifestación prevista por la oposición para el 15 de noviembre.

(Fuente: DW)

Categorías: Política, América Latina.