MercoPress, in English

Viernes, 1 de julio de 2022 - 16:43 UTC

 

 

CIDH evaluará juicio político express al ex presidente paraguayo en 2012

Miércoles, 29 de diciembre de 2021 - 10:15 UTC
Lugo fue el primer y hasta ahora único presidente no colorado desde que fue derrocado el general Alfredo Stroessner. Lugo fue el primer y hasta ahora único presidente no colorado desde que fue derrocado el general Alfredo Stroessner.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) acordó examinar acoger el caso del expresidente Fernando Lugo contra el Estado paraguayo por su destitución mediante juicio político en junio de 2012.

Lugo fue relevado de sus funciones en un proceso de 48 horas luego de un incidente en el que 11 campesinos y seis policías murieron cerca de la ciudad de Curuguaty, al noreste de Asunción. La defensa de Lugo afirma que solo le dieron dos horas para presentar su caso.

“La Comisión Interamericana decidió declarar admisible la petición en el caso de Fernando Lugo Méndez contra el Estado paraguayo”, dijo el martes el abogado de Lugo, Emilio Camacho.

“Se abre un plazo de seis meses para que las partes presenten nuevos argumentos”, agregó.

”Para nosotros es un enorme acto de justicia (...) dada la arbitrariedad cometida en el desarrollo del juicio político“, agregó Camacho, quien aclaró que las partes pueden llegar a un ”arreglo amistoso” antes de que el caso llegue a la Corte Interamericana de Derechos Humanos (también CIDH).

Lugo, un ex obispo católico que puso fin a seis décadas de hegemonía del derechista Partido Colorado cuando ganó las elecciones de 2008, es ahora senador por la coalición izquierdista Frente Guasu.

El juicio político fue cuestionado por los gobiernos de la región que lo consideraron el primero de una serie de “golpes suaves” que luego afectaron a Dilma Roussef, en Brasil; Evo Morales, en Bolivia; y también llevó al encarcelamiento del expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, además de cargos penales contra la expresidenta argentina y actual vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Después del juicio político de Lugo, Paraguay fue suspendido como miembro de pleno derecho del Mercosur, un bloque regional que también incluye a Argentina, Brasil y Uruguay, hasta 2013.

El Partido Colorado volvió al poder ese año bajo el empresario Horacio Cartés y continúa allí con el actual mandatario Mario Abdo Benítez.

La decisión de la CIDH puede sentar un precedente para otros casos de destitución en la región y constituye en sí misma un hecho inédito respecto de los denominados “golpes suaves”.

Camacho explicó que la acción fue presentada debido a la “indefensión” de Lugo durante su juicio político, que según él viola el Pacto de San José de Costa Rica.

La CIDH acordó conocer este caso el 10 de diciembre, pero no se hizo público hasta este martes. Camacho dijo que tal decisión significa que la comisión “consideró que hay plausibilidad, razonabilidad y credibilidad” en la solicitud.

Una semana después de la llamada masacre de Curuguaty, legisladores liberales y colorados se unieron a otros bloques parlamentarios menores para buscar el juicio político a Lugo. El primer presidente no colorado desde el regreso al gobierno democrático fue reemplazado en 48 horas por el vicepresidente liberal Federico Franco.

El 22 de junio, en siete horas, el Senado escuchó a ambas partes, sopesó las pruebas, dictó sentencia y tomó juramento al sucesor de Lugo.