MercoPress, in English

Domingo, 14 de agosto de 2022 - 10:36 UTC

 

 

Reino Unido aprueba medidas contra COVID-19 gracias al laborismo

Miércoles, 15 de diciembre de 2021 - 09:15 UTC
Johnson insistió en que “las medidas son proporcionadas porque se acerca un gran pico de casos de Ómicron”. Johnson insistió en que “las medidas son proporcionadas porque se acerca un gran pico de casos de Ómicron”.

El primer ministro británico, Boris Johnson, obtuvo la aprobación de su nuevo lote de medidas restrictivas contra COVID-19, pero para lograrlo tuvo que superar la feroz resistencia de casi 100 parlamentarios de sus propias filas conservadoras.

Johnson insistió en que “las medidas son proporcionadas porque se acerca un gran pico de casos de Ómicron”.

El profesor Chris Whitty, director médico que asesora al gobierno, dijo que era demasiado pronto para saber qué tan grave es la cepa Ómicron, pero que era de esperar “un aumento significativo de las hospitalizaciones”.

El ex ministro del gabinete y médico, Dr. Liam Fox, dijo que se oponía a las vacunas obligatorias. “Tenemos que tener mucho cuidado de no sentar precedentes, que están convirtiendo a la gente del país en delincuentes en estas zonas, cuando en realidad es un problema de salud pública”, dijo.

Es probable que confiar en los votos laboristas para aprobar medidas profundamente impopulares cause más daño a la ya conflictiva relación del primer ministro con sus partidarios conservadores disidentes. Casi 100 legisladores conservadores votaron en contra de algunas nuevas restricciones, lo que le dio a otro golpe a la reputación de Johnson. Las nuevas medidas incluyen el uso de máscaras en lugares públicos y el uso de pases COVID-19 para algunos lugares.

Johnson ya está bajo la lupa por escándalos como las fiestas que se informaron en su oficina de Downing Street el año pasado, cuando Gran Bretaña estaba en confinamiento por COVID-19, y una costosa remodelación de su apartamento. Por lo tanto, los analistas no están seguros de si la votación del martes fue una íntima convicción contra la naturaleza draconiana de las medidas o si en realidad apuntaron al propio Primer Ministro debido a sus errores que dañan la imagen del Partido.

En cualquier caso, representantes del Partido Conservador citados por Reuters esperaban que la votación fuera una “llamada de atención” para que Johnson restableciera su agenda.

“Todavía lo apoyo. Pero tiene que cambiar”, dijo el legislador conservador Geoffrey Clifton-Brown.

“Estoy seguro de que el primer ministro comprenderá la fuerza del sentimiento dentro del partido sobre la limitación de las libertades”, dijo a Reuters el ex ministro conservador David Jones.

Gran Bretaña informó el martes de 59.610 nuevas infecciones por COVID-19, la cifra más alta desde principios de enero y la quinta más alta registrada desde el brote de la pandemia en marzo del año pasado. Se han registrado más de 5.300 casos de Ómicron, con 10 personas hospitalizadas. Una persona murió después de contraer la variante, que se convertirá en la cepa dominante en Londres.