MercoPress, in English

Viernes, 30 de octubre de 2020 - 04:49 UTC

 

 

Para el Financial Times, Argentina no puede evitar una devaluación del Peso

Miércoles, 14 de octubre de 2020 - 09:47 UTC
Para el Financial Times, los argentinos tienen “poca fe en el valor del peso” y menciona la brecha entre el dólar oficial y el paralelo –superior al 100%. Para el Financial Times, los argentinos tienen “poca fe en el valor del peso” y menciona la brecha entre el dólar oficial y el paralelo –superior al 100%.

Argentina está en camino a una nueva devaluación de acuerdo al diario económico británico Financial Times. “La presión sobre el peso aumenta y los inversores pierden fe en la habilidad del gobierno de estabilizar la economía”, planteó el diario resaltando que la brecha entre la cotización oficial y la “libre” de la moneda norteamericana es del 100%.

En un artículo del periodista Benedict Mander, titulado “Argentina está en rumbo de colisión a una devaluación”, el medio especializado cita a economistas y analistas internacionales y locales que aseguran que el peso del país vecino se depreciará pronto en el mercado oficial.

“El país llegó a un acuerdo para reestructurar US$ 65.000 millones de deuda externa en agosto, desviando los pagos de la deuda hacia el futuro. Pero los mercados financieros siguen siendo frágiles. Los precios de los bonos han vuelto a caer a niveles angustiosos, los precios de las acciones se han derrumbado y la brecha entre los tipos de cambio oficiales y del mercado negro se está ampliando”, justifica el autor, corresponsal del diario británico en Latinoamérica.

Además, menciona las “reservas líquidas” (es decir, el poder de fuego del Banco Central) están/estaban en torno a los US$ 2.000 millones. “El Banco Central se verá forzado a ajustar las restricciones a las importaciones y 'reiniciar' el peso a un valor nuevo y mucho más débil”, señala el artículo.

Luego, cita a un analista del banco de inversión brasileño BTG Pactual que asegura que el país está en camino a una devaluación, pero que la pregunta para responder es “cuánto tarda”. El especialista añade que si el país sigue posponiendo una depreciación del peso, el impacto inflacionario solo será mayor y más desestabilizante, pero que esta administración solo “devalúa cuando está forzada a hacerlo”.

De acuerdo con el Financial Times, los argentinos tienen “poca fe en el valor del peso” y menciona la brecha entre el dólar oficial y el paralelo (superior al 100%) como una de las pruebas de esa desconfianza.

“El gobierno ha tratado de controlar el ritmo de depreciación de la moneda, con medidas que incluyen controles de capital más estrictos y menores impuestos para los exportadores de soja. Pero es poco probable que esas medidas tengan mucho impacto, dicen los analistas. Las reservas cayeron US$1,800 millones en la segunda quincena de septiembre después de que fueran anunciadas”, señala.

Asimismo el propio presidente Alberto Fernández admitió públicamente que la rebaja en los aranceles de exportación (del 33% al 30%), aplicable en tres meses, no ha dado los resultados esperados.

Se estima que los productores rurales aún tienen unas 16 millones de toneladas de granos y oleaginosas, pero no los vuelcan a la exportación pues consideran que la rebaja de aranceles es insuficiente. En tanto el valor “negro” del dólar ronda los 167 Pesos, a los agricultores no les llega más que 60 Pesos, por las detracciones y otros impuestos. Coincidiendo con Fernandez, los alicientes no parecen ser suficientes para que se vuelquen al mercado los granos y los dólares al banco central.

Más adelante el artículo menciona que el Fondo Monetario Internacional (FMI) podría ser fuente de posible ayuda para implementar un plan económico que restaure la calma en los mercados, y advierte: “Es poco probable que el organismo multilateral, que envió funcionarios a Buenos Aires en una misión de investigación la semana pasada, exija estrictas medidas de austeridad a cambio de asistencia en un momento en que la pobreza ha aumentado a más del 40% debido a la pandemia, y se anticipa que seguirá aumentando”.

El texto luego se refiere a la cuarentena de Argentina, “una de las más largas y estrictas del mundo”, que exacerbó el golpe económico. Además, arriesga fechas de una posible devaluación sobre la base de las proyecciones de analistas. Una posibilidad es a fines de noviembre, porque el ritmo de depreciación actual del peso ya no sería sostenible, asegura el autor del texto.

Otra alternativa es el año que viene, si las divisas del agro logran darle aire al Banco Central. “Pero con las elecciones legislativas previstas para octubre del próximo año, esa estrategia sería arriesgada para el gobierno. Una tensión económica más profunda podría comprometer las posibilidades de reelección del gobierno peronista en 2023”, advierte el Financial Times.