MercoPress, in English

Viernes, 19 de julio de 2019 - 23:22 UTC

 

 

Bachelet en Venezuela sometida a entrevistas y giras programadas por el gobierno

Viernes, 21 de junio de 2019 - 10:30 UTC
Michelle Bachelet llega a Venezuela para visita oficial tras invitación del presidente Nicolás Maduro Michelle Bachelet llega a Venezuela para visita oficial tras invitación del presidente Nicolás Maduro
El ministro de Planificación Ricardo Menéndez sostuvo que el ataque a Venezuela ha sido sistemático, “desde el punto de vista del imperialismo norteamericano” El ministro de Planificación Ricardo Menéndez sostuvo que el ataque a Venezuela ha sido sistemático, “desde el punto de vista del imperialismo norteamericano”

El régimen de Nicolás Maduro aseguró este jueves a la alta comisionada de Naciones Unidas para los derechos humanos, Michelle Bachelet, quien se encuentra en una visita de tres días en Venezuela, que las sanciones extranjeras son la principal causa de la grave crisis que vive el país.

Así lo explicó ante periodistas el ministro de Planificación, Ricardo Menéndez, al término de una reunión con Bachelet, en la que también participaron representantes del Ejecutivo en la sede de la Cancillería venezolana, en Caracas.

”El ataque a Venezuela ha sido un ataque sistemático, así se lo hemos informado (...) desde el punto de vista del imperialismo norteamericano, ha sido un ataque contra toda la economía nacional y ese ataque se ha visto afectado precisamente en los niveles de ingreso de la república“, dijo.

Menéndez denunció además que en varios países europeos y en Estados Unidos hay millones de dólares pertenecientes a Venezuela que han sido confiscados debido a restricciones financieras impuestas por otros Gobiernos que consideran ilegítima la Administración de Nicolás Maduro.

”En este momento, Venezuela tiene en el exterior más de 4.800 millones de euros solamente en cuentas a nivel internacional“, aseguró.

Dijo que, por ejemplo, en Inglaterra están ”secuestrados“ 1.600 millones de euros pertenecientes a Venezuela, otros 1.300 millones en Portugal, 1.100 millones en Estados Unidos y que Bélgica junto a otros países tienen retenidos 500 millones de dólares.

Todo ese dinero, según Menéndez, hubiera servido para comprar medicinas y alimentos que escasean en Venezuela, arreglar hospitales, atender a pacientes graves e implementar planes nacionales de vacunación.

”En el año 2013 teníamos ingresos cercanos a los 42.600 millones de dólares (...) y estos recursos para el año 2018 se redujeron prácticamente que a 4.000 millones de dólares, una reducción de más de nueve veces, 944% la tasa de reducción“, indicó.

Además, denunció que Gobiernos contrarios a la llamada revolución bolivariana han implementado ”políticas de afectación“ contra Venezuela como aumentar el riesgo país o encarecer cualquier importación debido a la prohibición de movimiento de mercancías directo desde países como Estados Unidos.

En ese sentido, el funcionario chavista también informó que el régimen de Maduro entregó una petición a la alta comisionada para que interceda por el ”secuestro“ de los recursos en el exterior.

”Un tema muy importante que hemos planteado es la posibilidad de que se pueda interferir en función de los derechos humanos de nuestro país (...) para que esos recursos que están bloqueados en las cuentas internacionales vengan, precisamente, para la medicina, para los alimentos y necesidades sociales”, dijo.

La ex mandataria chilena sostuvo durante el jueves varias reuniones con funcionarios del régimen de Maduro, luego de su arribo el miércoles al país para una visita de tres días, y adelantó que no ofrecerá declaraciones a la prensa hasta una hora antes de abandonar Venezuela.

Bachelet sostuvo encuentros en la sede de la cancillería venezolana con miembros del gabinete de Maduro como los ministros del Interior, Néstor Reverol y de Defensa, Vladimir Padrino, así como con el Defensor del Pueblo, Alfredo Ruíz, indicó la televisión oficial.

Alfredo Romero, directivo del no gubernamental Foro Penal, dijo a periodistas que Bachelet tiene el acceso a las autoridades como para pedir la liberación de 680 políticos opositores, activistas, militares, entre otros, detenidos.

En distintas partes de la capital se reportaron algunas manifestaciones de trabajadores hospitalarios, petroleros, entre otros, pidiendo a Bachelet su intervención ante la grave crisis venezolana, mientras en ciudades como Valencia, al centro del país petrolero, un centenar de personas protestó por la falta de servicios.