MercoPress, in English

Martes, 25 de junio de 2019 - 03:26 UTC

 

 

Trump suspende aranceles y México se compromete a más controles en frontera sur

Sábado, 8 de junio de 2019 - 09:34 UTC
“Tengo el placer de informarles que los Estados Unidos de América han llegado a un acuerdo firmado con México”, señaló Trump “Tengo el placer de informarles que los Estados Unidos de América han llegado a un acuerdo firmado con México”, señaló Trump

El presidente Donald Trump dijo este viernes que suspendió los planes para imponer aranceles a México, y tuiteó que la nación latinoamericana había acordado “tomar fuertes medidas” para detener el flujo de migrantes centroamericanos hacia Estados Unidos.

“Tengo el placer de informarles que los Estados Unidos de América han llegado a un acuerdo firmado con México”, señaló Trump, y agregó que los “aranceles que Estados Unidos iba a aplicar desde el lunes contra México están suspendidos indefinidamente a partir de este momento”.

Asimismo, el Mandatario indicó que su país vecino ha aceptado colaborar para “detener la ola de migración a través de México y hacia nuestra frontera sur”, y dijo que esas medidas “reducirán grandemente, o eliminarán, la inmigración ilegal que llega hacia Estados Unidos”.

De acuerdo con una “Declaración Conjunta EEUU-México” difundida por el Departamento de Estado esta jornada, Estados Unidos expandirá un programa que regresa a México a los solicitantes de asilo que entran por la frontera sur mientras se procesan sus casos.

Asimismo, el país azteca tomará “medidas sin precedentes” para “acotar la migración irregular”, entre ellas el despliegue de la Guardia Nacional en todo el país, pero en especial en su frontera con Guatemala. México “también emprenderá acciones decisivas para desmantelar a las organizaciones de contrabando de personas, así como sus redes financieras ilícitas y de transporte”.

La decisión de Trump marcó un cambio de tono con respecto al viernes más temprano, cuando su portavoz Sarah Sanders dijo a los reporteros en Irlanda antes de que Trump despegara: “Nuestra posición no ha cambiado. Los aranceles seguirán adelante a partir del lunes”.

Un arancel sobre todos los productos mexicanos, que inicialmente sería de 5% pero alcanzaría el 25% con incrementos mensuales, tendría enormes secuelas económicas para ambos países. Los estadounidenses compraron bienes importados de México por valor de 378.000 millones de dólares el año pasado, encabezados por autos y autopartes.

Muchos miembros del Partido Republicano y empresarios afines a Trump le han exhortado a que recapacite, o que por lo menos posponga la aplicación de los aranceles mientras prosiguen las conversaciones, ante los perjuicios que sufrirían los consumidores y fabricantes estadounidenses.