MercoPress, in English

Domingo, 14 de agosto de 2022 - 09:14 UTC

 

 

Acuerdo técnico de FMI y Argentina: Stand-by de 36 meses y US$ 57.000 millones

Jueves, 27 de setiembre de 2018 - 05:02 UTC
La Directora Gerente del FMI Christine Lagarde y el ministro argentino Nicolás Dujovne durante el anuncio del acuerdo a nivel técnico (Foto AP) La Directora Gerente del FMI Christine Lagarde y el ministro argentino Nicolás Dujovne durante el anuncio del acuerdo a nivel técnico (Foto AP)
Elemento central del plan  será alcanzar el equilibrio presupuestario para 2019, un año antes de lo previsto, y avanzar hacia un superávit primario del 1% en 2020 Elemento central del plan será alcanzar el equilibrio presupuestario para 2019, un año antes de lo previsto, y avanzar hacia un superávit primario del 1% en 2020
Estas medidas reducirán las necesidades de financiamiento y rebajarán la deuda pública. Un paso esencial es la aprobación por el Congreso del presupuesto 2019 Estas medidas reducirán las necesidades de financiamiento y rebajarán la deuda pública. Un paso esencial es la aprobación por el Congreso del presupuesto 2019
En caso de una fluctuación extremadamente excesiva del tipo de cambio, el BCRA puede realizar una intervención limitada en los mercados cambiarios En caso de una fluctuación extremadamente excesiva del tipo de cambio, el BCRA puede realizar una intervención limitada en los mercados cambiarios

El personal técnico del Fondo Monetario Internacional y las autoridades de Argentina llegaron el miércoles a un acuerdo con respecto a un conjunto de políticas económicas reforzadas que apuntalarán el Acuerdo Stand-By a 36 meses, aprobado el 20 de junio de 2018.

 Con sujeción a la aprobación del Directorio Ejecutivo del FMI, el Acuerdo revisado refuerza la etapa inicial de financiamiento del FMI aumentando los recursos disponibles por US$ 19.000 millones hasta fines de 2019, y eleva el monto total disponible en el marco del programa a US$ 57.100 millones hasta 2021.

Los recursos disponibles en el marco del programa ya no se considerarán de carácter precautorio y las autoridades tienen la intención de utilizar el financiamiento del FMI para fines de respaldo presupuestario.

Christine Lagarde, Directora Gerente del FMI, dio a conocer la siguiente declaración sobre el acuerdo a nivel del personal técnico:

“Argentina ha formulado un plan económico reforzado que apunta a afianzar la confianza y estabilizar la economía. Los componentes de base son una política fiscal orientada a fortalecer su situación fiscal y mantener un presupuesto sostenible y adecuadamente financiado, una política monetaria sólida enfocada en la reducción de la inflación, y una política de tipo de cambio flotante sin intervención.

Un elemento central del plan de las autoridades será alcanzar el equilibrio presupuestario para 2019, un año antes de lo previsto, y avanzar hacia un superávit primario del 1% en 2020. Estas medidas decisivas reducirán las necesidades de financiamiento del gobierno y rebajarán la deuda pública. Un siguiente paso esencial es la aprobación por parte del Congreso del presupuesto para 2019.

La inflación persistentemente elevada sigue erosionando la base de la prosperidad económica en Argentina y la carga del alto nivel de inflación la soportan predominantemente los grupos más vulnerables de la sociedad. Para abordar la inflación, las autoridades adoptarán un régimen de política monetaria más sólido, más sencillo y verificable, reemplazando el régimen de metas de inflación por una meta de base monetaria. Este nuevo marco contendrá la oferta de dinero y mantendrá las tasas de interés a corto plazo en sus niveles actualmente altos, con el fin de reducir de manera decisiva y rápidamente la inflación y las expectativas de inflación.

El Banco Central de la República Argentina (BCRA) ha tomado la decisión de adoptar un régimen de tipo de cambio flotante sin intervención. En caso de una fluctuación extremadamente excesiva del tipo de cambio, el BCRA puede realizar una intervención limitada en los mercados cambiarios para evitar condiciones desordenadas en el mercado. El BCRA anunciará más detalles sobre este nuevo marco el día de hoy.

Desde el comienzo, brindar protección a los grupos más vulnerables de la sociedad ha sido una prioridad fundamental del plan de reforma económica de las autoridades argentinas. Esta prioridad sigue siendo un componente esencial de este nuevo plan y está plenamente respaldada por el FMI. Como parte de este compromiso, el gasto en asistencia social deberá permanecer por encima de cierto nivel. Las autoridades también ampliarán la cobertura de la asignación universal por hijo y los planes de salud de los hogares de menor ingreso. Además, si las condiciones sociales empeoraran, se incrementará la asignación presupuestaria para prioridades sociales y se incluirá en el Acuerdo Stand-By.

El FMI mantiene su compromiso de ayudar a Argentina a afrontar los retos que se perfilan. Respaldo el plan de reforma revisado de Argentina y creo que será esencial para restablecer la confianza del mercado en el ambicioso programa económico del gobierno y proteger a los grupos más vulnerables de la carga que representa el necesario ajuste de la política económica.

Solicitaré la aprobación de esta propuesta reforzada al Directorio Ejecutivo del FMI.

Queda mucho por hacer para que Argentina pueda responder eficazmente a las difíciles circunstancias en las que se encuentra actualmente. Este esfuerzo es solo el comienzo. El FMI se ha comprometido a continuar apoyando a las autoridades argentinas en sus esfuerzos”.