MercoPress, in English

Miércoles, 17 de julio de 2019 - 08:25 UTC

 

 

Correa de retorno en Ecuador para desafiar al presidente Moreno y retomar control del partido oficialista

Martes, 28 de noviembre de 2017 - 11:28 UTC
 “No permitiremos que los traidores se tomen Alianza País. Tal vez tenemos menos, pero seremos más” vaticinó Correa a sus militantes “No permitiremos que los traidores se tomen Alianza País. Tal vez tenemos menos, pero seremos más” vaticinó Correa a sus militantes

Cuando se cumple medio año exacto del cambio de gobierno, el ex Mandatario ecuatoriano Rafael Correa decidió regresar al país para reorientar el rumbo de su partido y rescatarlo de la “traición” de su sucesor, el ahora Presidente, Lenín Moreno. Llegó el viernes a medianoche a Guayaquil donde le esperaba una marabunta encendida de ciudadanos. Unos para apoyarle, otros para abuchearle. Pero todos exaltados.

 Por eso, Correa, que había anunciado que llegaría en un vuelo comercial y saldría como un ciudadano común por el aeropuerto, aterrizó en un avión privado que había hecho escala en Bogotá y fue reconducido por una puerta alterna para evitar la concentración. Los enfrentamientos entre correístas y opositores habían caldeado el ambiente toda la tarde y llenaron la terminal de policías.

“No permitiremos que los traidores se tomen Alianza País. Tal vez tenemos menos, pero seremos más. De esta crisis, volveremos a las raíces, a las calles, al pueblo. Volveremos a aquellos militantes convencidos, en lugar de aquellos que sólo querían un puesto de trabajo o un plato de lentejas”, se disculpó Correa con los militantes en su primera intervención pública tras regresar.

El ex Mandatario permanecía en Bélgica desde julio tras la toma de posesión de su sucesor, Lenín Moreno, como Presidente del país y también de Alianza País. Pero los desplantes de la nueva Administración y las críticas a su gestión han terminado seis meses después con un partido en bicefalia que necesita, según Correa, ser depurado de los traidores.

Por eso, ha regresado a Ecuador y el próximo domingo 3 de diciembre, los verdeflex fieles al correísmo han convocado una convención nacional de País que, al mismo tiempo, ha sido desconocida por la mayoría oficialista que apoya al Presidente Moreno.

“El gobierno ya no es nuestro gobierno. El 24 de mayo comenzó una contrarrevolución y se apartó de nuestros principios políticos. Es importante que la organización política se recomponga, se reestructure y decida quiénes deben ser separados de las filas de Alianza País”, exhortó en el aeropuerto Marcela Aguiñaga, directora provincial del partido en Guayas y uno de los rostros más cercanos al ex Presidente Correa.

 

Categorías: Política, América Latina.