MercoPress, in English

Domingo, 2 de octubre de 2022 - 23:21 UTC

 

 

Brasil anuncia recortes presupuestales; inversores privados disconformes

Lunes, 22 de febrero de 2016 - 13:04 UTC
“Tenemos una reducción bastante fuerte de los gastos discrecionales desde 2015, que continúa en 2016”, admitió el ministro de Planificación Valdir Simao. “Tenemos una reducción bastante fuerte de los gastos discrecionales desde 2015, que continúa en 2016”, admitió el ministro de Planificación Valdir Simao.
El gobierno de Rousseff pretende alcanzar en 2016 un superávit primario equivalente al 0,5% del PIB. El gobierno de Rousseff pretende alcanzar en 2016 un superávit primario equivalente al 0,5% del PIB.
Según el ministro Barbosa en los próximos meses se propondrá una reforma del sistema de pensiones. Según el ministro Barbosa en los próximos meses se propondrá una reforma del sistema de pensiones.

Gobierno brasileño anunció un recorte del gasto público de 23.400 millones de reales (unos 5.780 millones de dólares) para este año y empeoró sus previsiones para el Producto Interior Bruto (PIB), que se contraerá un 2,9 %, según los datos oficiales.

 El anuncio fue realizado por los ministros de Planificación, Valdir Simao, y Hacienda Nelson Barbosa, quienes precisaron que el recorte no afectará a los recursos destinados para combatir el mosquito Aedes aegypti, transmisor del zika, el dengue y la chikunguña.

El recorte anunciado por el Gobierno es el más bajo desde 2010, ya que el Ejecutivo consideró que el presupuesto inicial ya había sido ajustado en función de la debilidad de la economía brasileña.

El Gobierno redujo el gasto público en más de 69.900 millones de reales (unos 17.260 millones de dólares) en 2015, cuando la economía del país cayó alrededor de un 3,70%, según previsiones oficiales, aunque analistas privados elevan esa tasa a casi el 4%.

“Tenemos una reducción bastante fuerte de los gastos discrecionales desde 2015, que continúa en 2016”, admitió el ministro de Planificación.

Con el recorte de gastos y otras medidas anunciadas en 2015, en el marco de un plan de ajuste fiscal, el Gobierno pretende alcanzar en 2016 un superávit primario equivalente al 0,5% del PIB.

El Ejecutivo prevé que el PIB se contraerá en 2016 un 2,90%, un punto porcentual menos que el previsto anteriormente, aunque los analistas privados apuntan a que la economía se contraerá un 3,3% este año.

En cualquier caso, sería la primera vez que Brasil encadene dos años consecutivos en rojo desde 1930, como recordó hoy Barbosa.

El ministro de Planificación explicó que el recorte de gastos anunciado es “selectivo” y pretende garantizar las acciones sociales prioritarias, como los programas de combate a la miseria y los de construcción de viviendas para la población más pobre.

El ajuste de gastos sí afectará proyectos de infraestructura incluidos en el Programa de Aceleración del Crecimiento (PAC), un plan de inversiones gubernamentales en carreteras, ferrocarriles, aeropuertos y puertos.

Barbosa también anunció que, además de las medidas emprendidas a corto plazo, el Gobierno propondrá en los próximos meses al Congreso una reforma del sistema de pensiones y la creación de un límite para el gasto público, que hasta ahora no existe.