MercoPress, in English

Lunes, 6 de febrero de 2023 - 06:58 UTC

 

 

Grupo chino también interesado en obras de cuarta esclusa de Canal de Panamá

Martes, 10 de febrero de 2015 - 06:20 UTC
En 2014 Quijano recibió a una delegación de China Harbour Engineering Company (CHEC) que esta semana repiten la visita En 2014 Quijano recibió a una delegación de China Harbour Engineering Company (CHEC) que esta semana repiten la visita

El administrador del Canal de Panamá, Jorge Luis Quijano, aseguró que un grupo de empresarios chinos que ha mostrado interés en construir y financiar un cuarto juego de esclusas estará de visita nuevamente este martes. La noticia resulta interesante del momento que un grupo privado chino ha comprometido la construcción de un canal interoceánico alternativo en Nicaragua.

 El administrador del Canal de Panamá, quien se encontraba en un conversatorio organizado por la Asociación de Ejecutivos de Empresas (APEDE) para hablar sobre los avances de la ampliación del Canal dijo a la Agencia de Noticias Panamá (ANPanamá) que aun no existe la demanda necesario para un cuarto juego de esclusas pero sí se están haciendo los estudios.

En agosto de 2014 Quijano recibió a una delegación liderada por Mo Wenhe, presidente de China Harbour Engineering Company (CHEC) y Wei Hua Wang, representante de la Oficina de Desarrollo Comercial de China en Panamá. De acuerdo con la ACP Mo Wenhe expresó el interés de CHEC en los proyectos de desarrollo del Canal de Panamá para los próximos años.

“Estamos explorando la participación en todos los proyectos del Canal, especialmente en el diseño, construcción y financiamiento de un cuarto juego de esclusas”, puntualizó Wenhe en ese entonces.

CHEC es un proveedor líder de servicios completos en Ingeniería-Procura-Construcción (EPC), Construcción-Operación-Transferencia (BOT) y Asociaciones Publico Privadas (PPP) para los sectores públicos y privados. Tiene presencia en más de 80 países, incluyendo Panamá, y desarrolla proyectos por más 10 mil millones. de dólares. El presidente de CHEC anunció que la empresa instalará pronto su sede regional en Panamá.

El tercer juego de esclusas del Canal de Panamá estaría listo en el primer trimestre del 2016, sin embargo, ya la administración de la vía interoceánica se está preparando para un cuarto juego de esclusas, el cual podría estar listo antes del 2030.

Un cuarto juego de esclusas será una inversión mayor que la de ahora (el tercer juego de esclusas tiene un costo inicial de 5,250 millones), pero para este proyecto aún tiene se tiene que esperar ver la demanda, según el funcionario. En cuanto a los avances de la obra, se espera que se inicien con las inundaciones pronto y se realicen las pruebas en agosto.

En cuanto al proyecto de canal interoceánico en Nicaragua se trata de un megaproyecto adjudicado por 100 años a la empresa china HKND y valorado en 50.000 millones de dólares, que está concebido para hacer la competencia al Canal de Panamá, en plena expansión.

El canal previsto en Nicaragua tendrá una extensión de 278 kilómetros, atravesará el país desde el Pacífico hasta el Caribe y su ancho oscilará entre 230 y 520 metros, con una profundidad de 30 metros.

Durante la inauguración del inicio de las obras en diciembre pasado el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega dio una calurosa bienvenida al empresario chino Wang Jing, propietario de la concesión, quien lo acompañó en la ceremonia oficial, en Managua.

Los primeros trabajos fueron inaugurados en la provincia de Rivas, en la costa del Pacífico, en la primera de las dos ceremonias oficiales de la jornada, que fue presidida por el empresario Wang, beneficiario de la concesión, y el vicepresidente y exjefe del Ejército nicaragüense Omar Halleslevens.

“El futuro de la humanidad se verá beneficiado con este canal”, dijo Wang. Las obras del megaproyecto, sin embargo, arrancan con muchos interrogantes que no han solucionado ni el Ejecutivo sandinista ni la concesionaria.

Hasta ahora se desconoce quiénes son los inversores dispuestos a apoyar el proyecto. Tampoco se han presentado los estudios de viabilidad económica y comercial de la obra ni, lo que más preocupa a los científicos y ecologistas del país, de impacto ambiental, una evaluación que el Gobierno prometió entregar en noviembre.