MercoPress, in English

Jueves, 23 de mayo de 2024 - 15:56 UTC

 

 

Ecuador: Crisis energética provoca nueva declaración de emergencia

Sábado, 20 de abril de 2024 - 10:31 UTC
La nueva crisis eléctrica se produjo justo antes del referéndum clave del domingo para el gobierno de Noboa La nueva crisis eléctrica se produjo justo antes del referéndum clave del domingo para el gobierno de Noboa

El presidente de Ecuador, Daniel Noboa, decretó este viernes un nuevo estado de excepción por “grave conmoción interior y calamidad pública” en el país sudamericano asolado por la violencia, a lo que se suma una crisis energética además de la ola de crímenes de bandas de narcotraficantes. Los cortes de luz duran unas ocho horas al día en medio de un estricto “racionamiento de electricidad”.

En este escenario, Noboa ha ordenado “la movilización e intervención de la Policía Nacional y las Fuerzas Armadas en todo el territorio nacional, debidamente coordinadas, para garantizar la seguridad de las instalaciones críticas de infraestructura energética para evitar sabotajes, atentados terroristas u otras amenazas que puedan afectar su funcionamiento”.

Según medios locales, un descenso del nivel de agua en el embalse de Mazar, el segundo más grande del país, que alimenta tres centrales hidroeléctricas que representan un tercio de la demanda nacional, ha provocado la situación actual. Además, también se ha cortado el suministro eléctrico desde Colombia debido a una grave sequía en el país vecino.

El nuevo estado de excepción se aprobó justo antes del referéndum del domingo, con el que Noboa pretende sacar una serie de reformas en materia judicial, de seguridad, empleo e inversiones. El anterior estado de excepción consistió en la declaración de un “conflicto armado interno” con 22 bandas criminales y grupos terroristas calificados como actores beligerantes no estatales, de modo que las Fuerzas Armadas de Ecuador pudieran desplegarse para hacer frente a la crisis.

Esta semana, Noboa también exigió la dimisión de la ministra de Energía y Minas, Andrea Arrobo, quien había descartado cualquier posibilidad de nuevos apagones. El 16 de abril, el Ministerio declaró una emergencia de 60 días y el corte de suministro del jueves duró entre 8 y 13 horas.

Las acusaciones de que el embalse de Mazar fue vaciado deliberadamente fueron desmentidas por la Corporación Eléctrica del Ecuador (Celec), que opera las instalaciones. Celec insistió en que los niveles de agua allí habían estado bajando gradualmente desde principios de año sin que hubiera llovido lo suficiente a tiempo para reponerlo.

La nueva declaratoria de Noboa permite priorizar la adquisición y generación adicional de energía eléctrica sobre otros asuntos.

Categorías: Energía, América Latina.