MercoPress, in English

Lunes, 4 de marzo de 2024 - 21:22 UTC

 

 

Guyana reestructurará su Fuerza de Defensa

Sábado, 10 de febrero de 2024 - 10:55 UTC
Alí reconoció que renovar las fuerzas de defensa del país no significa sobredimensionar “nuestros recursos financieros” Alí reconoció que renovar las fuerzas de defensa del país no significa sobredimensionar “nuestros recursos financieros”

Las autoridades guyanesas han destinado 201 millones de dólares a actualizar el equipamiento militar del país sudamericano, a medida que aumentan las tensiones con Venezuela por el Esequibo, rico en petróleo. Se adquirirán helicópteros, buques de vigilancia marítima y al menos un dron, anunció el Presidente Irfaan Ali, quien señaló asimismo que su gobierno se centraría en artículos tecnológicos para la Fuerza de Defensa de Guyana (GDF) y en la cooperación con países aliados.

“Habrá, en base a nuestra evaluación, alguna reorientación y reorganización en la forma en que hacemos nuestro trabajo y cumplimos nuestras tareas”, dijo Ali este jueves en la apertura de la Conferencia Anual de Oficiales 2024. Reconoció que el plan de reestructuración del GDF incluirá la reactivación de los diferentes niveles de asistencia con los tipos de activos en los que invertirán, así como cambios estructurales.

El asesor presidencial estadounidense Jon Finer, que estuvo en Guyana a principios de mes, afirmó que ambos países estaban “cooperando profundamente” para ayudar al país sudamericano a preservar sus fronteras. Además de Estados Unidos, Francia y el Reino Unido también han planteado su cooperación en materia de defensa a Guyana, que mantiene una disputa territorial con Venezuela por la región del Esequibo.

Venezuela sostiene que los 160.000 km2 del Esequibo forman parte de su territorio, aunque están en manos de Guyana desde finales del siglo XIX. Ali aseguró que su país no estaba involucrado en una “guerra armamentística” con Venezuela, a la que describió como su “formidable vecino del oeste”. Ali también reconoció que renovar las fuerzas de defensa del país no significa sobrecargar “nuestros recursos financieros.”

Las tensiones entre Guyana y Venezuela se han enfriado tras las conversaciones mantenidas en diciembre con la mediación de Brasil y líderes caribeños. A finales de enero se celebró en Brasil una segunda ronda de conversaciones en la que participaron ministros de Asuntos Exteriores para preparar una próxima cumbre entre el presidente venezolano Nicolás Maduro y Alí. En el punto álgido de las tensiones, el ejército estadounidense asistió a Guyana con vuelos de vigilancia, y asesores militares estuvieron presentes para ayudar al ejército guyanés, mal equipado y con menos de 5.000 efectivos para un país de unos 800.000 habitantes.

Venezuela sostiene que el Esequibo, una región de 160.000 km2 rica en recursos naturales y minerales, forma parte de su territorio desde que era colonia de España y apela al Acuerdo de Ginebra de 1966, anterior a la independencia de Guyana del Reino Unido, que sentó las bases para una solución negociada y anuló un laudo de 1899, que fijaba las fronteras que Georgetown pide que ratifique la Corte Internacional de Justicia (CIJ).

La polémica sobre el Esequibo estalló en 2015 después de que la petrolera estadounidense ExxonMobil descubriera grandes yacimientos de crudo en la zona y se recrudeció tras el referéndum del 3 de diciembre por el que el pueblo venezolano dio su visto bueno a la reclamación de su país.