MercoPress, in English

Lunes, 4 de marzo de 2024 - 07:31 UTC

 

 

Una ministra española quiere que el mundo aísle a Israel

Jueves, 9 de noviembre de 2023 - 11:31 UTC
Belarra pidió “sanciones económicas contra Netanyahu y su cúpula política, y llevar ante el tribunal penal internacional a todos los dirigentes políticos que presionan”. Foto: EFE Belarra pidió “sanciones económicas contra Netanyahu y su cúpula política, y llevar ante el tribunal penal internacional a todos los dirigentes políticos que presionan”. Foto: EFE

Después de que Bolivia rompiera relaciones diplomáticas con Israel a raíz de la actual crisis en Oriente Medio, la ministra española de Derechos Sociales, Ione Belarra, afirmó este miércoles que su país y el resto del mundo deberían seguir su ejemplo debido al “genocidio planificado” del primer ministro Benjamin Netanyahu contra el pueblo de Palestina.

“También hago un llamamiento a mi país y a otros países para que rompan relaciones diplomáticas con Israel porque eso enviaría el mensaje político correcto y es que no queremos tener nada que ver con un criminal de guerra”, declaró Belarra a la cadena de televisión qatarí Al Jazeera al tiempo que instó a Netanyahu a detener el “genocidio planificado que está llevando a cabo contra el pueblo de Palestina”.

“Es esencial que la comunidad internacional y en particular la Unión Europea adopten una posición firme y detengan al gobierno de Israel y en particular a Netanyahu porque si el gobierno israelí puede hacer esto es porque ha gozado de total impunidad en la comunidad internacional gracias a que tiene una alianza muy poderosa con Estados Unidos”, subrayó.

Belarra también afirmó que las acciones de Israel son “una amenaza global para la democracia porque se lo están haciendo al pueblo de Palestina, mañana se lo pueden hacer a cualquiera”.

La funcionaria también cuestionó el “silencio ensordecedor” de tantos países, especialmente en la Unión Europea (UE) y pidió “sanciones económicas contra Netanyahu y su cúpula política, y llevar ante el tribunal penal internacional a todos los dirigentes políticos que están apretando el botón”.

La ministra insistió en que los bombardeos masivos contra la población civil eran “una violación flagrante del derecho internacional humanitario” porque “los hospitales, las escuelas, el personal de la ONU no pueden ser objetivos militares, no pueden ser el blanco de estos ataques”.

Por su parte, Netanyahu insistió en que no habrá alto el fuego “sin la liberación de nuestros rehenes” capturados durante los ataques del 7 de octubre de Hamás contra territorio israelí.

“Quiero dejar de lado todo tipo de rumores vanos que se oyen por todas partes y repetir una cosa claramente: no habrá alto el fuego sin la liberación de nuestros rehenes”, subrayó Netanyahu en una reunión con colonos judíos en Cisjordania, en medio de la creciente presión internacional para que se decrete un alto el fuego humanitario en la Franja de Gaza.

Israel declaró la guerra a Hamás el 7 de octubre tras un ataque del grupo islamista que dejó más de 1.400 muertos y unos 240 rehenes, mientras que la ofensiva israelí en la Franja de Gaza ha dejado más de 10.500 muertos, 26.400 heridos y 2.550 desaparecidos, la mayoría civiles.

Categorías: Política, Internacional.