MercoPress, in English

Viernes, 23 de febrero de 2024 - 14:02 UTC

 

 

Guterres advierte: la bomba climática está haciendo tictac

Martes, 21 de marzo de 2023 - 10:35 UTC
“Nuestro mundo necesita acción climática en todos los frentes”, insistió Guterres “Nuestro mundo necesita acción climática en todos los frentes”, insistió Guterres

El Secretario General de las Naciones Unidas, António Guterres, afirmó el lunes en una comparecencia grabada ante el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC, por su sigla en inglés) de la ONU que, para evitar una catástrofe climática, las emisiones de carbono deben reducirse a la mitad para 2030 porque “la bomba climática está haciendo tictac”.

El diplomático portugués insistió en ese concepto porque “la tasa de aumento de la temperatura en el último medio siglo es la más alta de los últimos 2000 años. Las concentraciones de dióxido de carbono están en su punto más alto en al menos 2 millones de años. La bomba de relojería climática está en marcha”.

Guterres lanzó “una guía de supervivencia para la humanidad” y también instó a los países desarrollados a comprometerse a lograr cero emisiones netas para 2040. “En resumen, nuestro mundo necesita una acción climática en todos los frentes: todo, en todas partes, todo a la vez”, afirmó.

Un informe publicado el lunes resume las conclusiones de tres evaluaciones de expertos publicadas entre 2021 y 2022 que analizaron la ciencia física, los impactos y la mitigación del cambio climático. El informe de síntesis está diseñado para proporcionar claridad a los responsables políticos a la hora de considerar acciones adicionales para reducir las emisiones. El documento se publicó tras nueve años de estudio por parte de los miembros del IPCC.

El informe preliminar, de 37 páginas, se elaboró a partir de miles de páginas de evaluaciones anteriores tras una semana de deliberaciones en Interlaken (Suiza). El estudio de fondo, de 10.000 páginas, servirá también de guía para un inventario mundial del cambio climático y las contribuciones individuales de los Estados que tendrá lugar este año en la cumbre del clima COP28. En virtud del Acuerdo de París de 2015, también se espera que las naciones actualicen sus compromisos climáticos para 2025.

“Tenemos las herramientas para evitar y reducir los riesgos de los peores impactos de la crisis climática, pero debemos aprovechar este momento para actuar ahora”, dijo el enviado de EE.UU. para el clima, John Kerry.

Según el IPCC, las emisiones deben reducirse a la mitad para mediados de la década de 2030 si queremos que el mundo tenga alguna posibilidad de limitar el aumento de la temperatura a 1,5 grados centígrados por encima de los niveles preindustriales, un objetivo clave consagrado en el Acuerdo de París.

“Si actuamos ahora, aún podemos garantizar un futuro sostenible y habitable para todos”, afirmó Hoesung Lee, Presidente del IPCC. Según las trayectorias actuales, el planeta va camino de calentarse 3,2 °C a finales de siglo, y las temperaturas aún podrían aumentar al menos 2,2 °C incluso si se cumplen los compromisos existentes. Las temperaturas medias ya son 1,1 °C superiores a las de 1850-1900, lo que provoca fenómenos meteorológicos más extremos en todo el mundo.

Afirmó Hoesung Lee: ”Tenemos los conocimientos, la tecnología, las herramientas, los recursos financieros (...) para superar los problemas climáticos que hemos identificado“, pero ”de momento lo que falta es voluntad política“, reconoció el economista coreano.

El nuevo informe es el primero que se publica desde el histórico Acuerdo de París de 2015, que fijó como principal objetivo, para casi 200 países del planeta, limitar el aumento de la temperatura media del planeta a +2 °C, idealmente +1,5 °C. La temperatura media global alcanzará +1,5°C por encima de los niveles preindustriales en algún momento entre 2030 y 2035, debido a la actividad humana. Esta proyección es válida en casi todos los escenarios de emisiones humanas de gases de efecto invernadero a corto plazo, teniendo en cuenta su acumulación durante el último siglo y medio, según las conclusiones del informe. Sin embargo, ”una reducción profunda, rápida y prolongada de las emisiones (...) conduciría a una ralentización visible del calentamiento global en unas dos décadas”, añade el texto.