MercoPress, in English

Lunes, 6 de febrero de 2023 - 05:33 UTC

 

 

Primer caso cubano de viruela del mono, casi mortal, sigue grave

Martes, 23 de agosto de 2022 - 10:34 UTC
El viajero italiano sobrevivió a un ataque al corazón pero sigue hospitalizado El viajero italiano sobrevivió a un ataque al corazón pero sigue hospitalizado

Las autoridades cubanas han confirmado durante el fin de semana el primer caso de viruela del mono en el país. Se trata de un turista italiano de 38 años que se encuentra en estado grave, según Granma.

 El paciente se encontraba “en estado crítico, con peligro para su vida”, dijo el Ministerio de Salud en un comunicado. El viajero había llegado al país el 15 de agosto y visitó varias provincias occidentales desde entonces.

El turista se alojó en una casa alquilada hasta el 17 de agosto, cuando mostró síntomas de la enfermedad y buscó ayuda médica. “Durante la primera atención médica, los síntomas empeoraron, por lo que requirió traslado urgente para hospitalización y tratamiento intensivo, llegando al hospital en parada cardíaca, de la que se recuperó”, explica el documento del Ministerio. Continúa internado en la UCI.

“Se profundiza la investigación epidemiológica y se realizan acciones de control, según el protocolo aprobado para enfrentar esta enfermedad en el país”, señalaron también las autoridades.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró que el brote de viruela del mono constituye una situación “extraordinaria” que ya puede ser calificada como emergencia mundial, lo que significa que podría extenderse a más países y requiere una respuesta internacional coordinada.

Mientras tanto, en Cuba se diagnosticaron 74 nuevos casos de COVID-19 sin que se haya registrado ninguna muerte, lo que eleva el número total de contagios a 1.109.911 y el número de muertes a 8.529, con 331 casos activos, la cifra más baja de las últimas semanas. Hasta ahora, 9,98 millones de los 11,1 millones de cubanos han sido inmunizados contra la COVID-19 y 8,04 millones han recibido dosis de refuerzo de las vacunas Abdala, Soberana-02 y Soberana Plus, fabricadas en Cuba.

Lo que más preocupa a las autoridades cubanas en estos días desde el punto de vista sanitario es la propagación del dengue, del que se han registrado varios casos. La situación ha sido calificada de “compleja”, ya que sólo una parte de quienes presentan síntomas han consultado a un profesional de la salud.

“Si todos los que se enferman fueran al médico, las cifras oficiales de casos de dengue serían mucho mayores; pero buena parte de la población tiene miedo de ser ingresada” en los hospitales y no acude“, dijo a Granma un funcionario de Salud Pública de Pinar del Río.

El dengue es una enfermedad tropical que ya tuvo una epidemia letal en la isla en 1981 y brotes en los últimos años. Prolifera en todo el continente americano.

El presidente Miguel Díaz-Canel llamó la semana pasada a la participación popular en todo el país en la lucha contra el mosquito Aedes Aegypti, causante del dengue, ”que está en fase de transmisión en 13 de las 15 provincias de Cuba“, según el jefe de Estado.

Un total de 1.457 casos han sido reportados en el occidente de Cuba con un índice domiciliario de 1,17 que representa el promedio de infecciones por hogar, según el Dr. Andrés Villar, director del Centro Provincial de Higiene, Epidemiología y Microbiología, lo que representa ”una alta infectividad del vector”.

A la crisis se sumó la escasez de combustible tras el incendio de una planta refinadora a principios de este mes, lo que puso en pausa las fumigaciones que habitualmente se realizan en todas las casas.