MercoPress, in English

Domingo, 27 de noviembre de 2022 - 13:09 UTC

 

 

Pelosi no cancela gira asiática, pero reina el silencio sobre Taiwán

Lunes, 1 de agosto de 2022 - 09:19 UTC
Junto a Pelosi viaja el presidente de la Comisión de Asuntos Exteriores de la Cámara, Gregory Meeks  Junto a Pelosi viaja el presidente de la Comisión de Asuntos Exteriores de la Cámara, Gregory Meeks

La presidenta de la Cámara de Representantes de EE.UU., Nancy Pelosi, segunda en la línea de sucesión presidencial, ha anunciado que seguirá adelante con sus planes de encabezar una delegación de legisladores de su país en una gira asiática, pero no ha mencionado a Taiwán.

 Pekín había advertido que derribaría su avión si se producía, porque desde el punto de vista de China la isla no es más que una provincia rebelde que aún no se ha reincorporado al país tras la guerra civil de 1949 y “quienes juegan con fuego perecerán por él”.

El viaje de Pelosi incluye paradas en Singapur, Malasia, Corea del Sur y Japón, según confirmó su oficina a través de un comunicado: “Hoy nuestra delegación del Congreso viaja al Indo-Pacífico para reafirmar el fuerte e inquebrantable compromiso de Estados Unidos con nuestros aliados y amigos en la región”. El séquito de la líder demócrata incluye a cinco congresistas, entre ellos el presidente de la Comisión de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes, Gregory Meeks.

“La delegación mantendrá reuniones de alto nivel para discutir cómo podemos seguir avanzando en nuestros intereses y valores compartidos, incluyendo la paz y la seguridad, el crecimiento económico y el comercio, la pandemia del COVID-19, la crisis climática, los derechos humanos y la gobernanza democrática”, prosigue el comunicado.

El gobierno chino se opone a cualquier iniciativa que dé legitimidad internacional a las autoridades taiwanesas y a cualquier contacto oficial entre Taiwán y otros países.

El jueves pasado, el presidente Joseph Biden fue advertido por teléfono por su homólogo chino Xi Jinping de que no debía “jugar con fuego”. Biden respondió que la posición de Estados Unidos sobre Taiwán no cambiaba y que su país se oponía a “los esfuerzos unilaterales para cambiar el estatus o amenazar la paz y la estabilidad en el Estrecho de Taiwán”.

Desde 1979, Estados Unidos admite “una sola China” con capital en Pekín. No reconoce oficialmente a Taiwán, pero lo apoya militarmente, como la semana pasada durante unos simulacros de interceptación de ataques chinos desde el mar, mientras el portaaviones USS Ronald Reagan y su flotilla navegaban desde Singapur hacia el Mar de China Meridional.

China respondió el sábado con un ejercicio con “munición real” en el estrecho de Taiwán. El portavoz de la Fuerza Aérea de China insistió el domingo en que la defensa del territorio chino era la “misión sagrada” de los militares.

(Lea también: https://es.mercopress.com/2022/07/30/guerra-entre-ee.uu-y-china-sensacion-de-calma-antes-de-la-tormenta-en-taiwan )