MercoPress, in English

Jueves, 6 de octubre de 2022 - 17:48 UTC

 

 

El dólar se dispara en Colombia ante inminente juramentación de Petro

Martes, 12 de julio de 2022 - 10:03 UTC
Mientras haya incertidumbre, las inversiones “se irán”, subrayó Duque.  Mientras haya incertidumbre, las inversiones “se irán”, subrayó Duque.

El peso colombiano sufrió este lunes una histórica devaluación en medio de la incertidumbre a menos de un mes de la toma de posesión del presidente electo Gustavo Petro.

El actual mandatario conservador, Iván Duque, pidió al izquierdista algunas señales para apaciguar a un mercado atribulado por las indefiniciones.

Petro, un economista graduado, está a punto de recibir un país el 7 de agosto con un dólar que sube como en Argentina, en lugar de bajar como ocurre en Uruguay o Brasil.

Según el Banco de la República, un dólar estadounidense se cotizaba a 4,470 pesos colombianos en las primeras horas del lunes, pero cerró a 4,513 pesos al final de la jornada, una cifra impensable no hace mucho tiempo para el único aliado sudamericano de la OTAN.

La caída del peso colombiano comenzó la semana pasada, cuando superó el umbral de los 4.300 pesos. En el último mes, la moneda local ha perdido un 18% frente al dólar, se informó.

Según analistas locales, la devaluación del peso se debe al temor de lo que pueda ocurrir bajo la presidencia de Petro, el primer izquierdista tras 200 años de líderes conservadores y de derecha.

“Viendo los números, da bastante miedo dado mi conocimiento de Colombia, que ha tenido un tipo de cambio muy razonable a lo largo del tiempo”, dijo el economista argentino Claudio Loser, ex director del Fondo Monetario Internacional (FMI) para América Latina, en una entrevista radial en Buenos Aires este lunes.

Loser también dijo que la guerra en Ucrania y el nuevo escenario mundial explican el salto económico, en particular después de la decisión de Washington de aumentar las tasas de interés locales, lo cual “golpeó a todas las monedas” y provocó que los bancos centrales de otros países siguieran su ejemplo.

El 30 de junio, la autoridad monetaria de Colombia subió el tipo de interés del 6% al histórico 7,5% para frenar la inflación, que ya supera el 9%.

Ahora se espera que Petro y su futuro ministro de Hacienda, José Antonio Ocampo, calmen los mercados y no asusten a los inversores. Duque insistió en que Petro dio algunas “señales” en ese sentido. “Creo que es muy importante que haya señales que quiten la incertidumbre en el país; cuando hay un mensaje que genera incertidumbre respecto a la inversión de largo plazo, respecto a lo que puede venir con regímenes que tienen que ver con la inversión en el campo y otros, creo que esas cosas empiezan a generar esta situación”, dijo el presidente aún en ejercicio.

Petro ha anunciado una reforma tributaria dirigida a los más ricos, que implicaría el fin de todas las exenciones. También ha hablado de una reforma agraria dirigida a los propietarios de grandes tierras improductivas. En su campaña, Petro prometió además acabar con la exploración petrolera.

Duque señaló asimismo que lo que ocurre en su país también tiene lugar en Chile, donde también hay un nuevo presidente de izquierdas, Gabriel Boric Font. Mientras haya incertidumbre, las inversiones “se irán”, advirtió Duque al tiempo que insistió en que no podía hablar en nombre del gobierno entrante.