MercoPress, in English

Jueves, 7 de julio de 2022 - 07:54 UTC

 

 

80 detenidos en las protestas de Ecuador, según la policía

Miércoles, 22 de junio de 2022 - 10:55 UTC
Las protestas indigenistas desafían las medidas de emergencia de Lasso y continuarán hasta que se cumplan todas sus demandas Las protestas indigenistas desafían las medidas de emergencia de Lasso y continuarán hasta que se cumplan todas sus demandas

La policía ecuatoriana ha informado que 80 personas han sido detenidas en las protestas antigubernamentales de los últimos días tras los disturbios registrados en Quito y otras partes del país, donde está vigente el toque de queda y se ha declarado el estado de excepción.

A uno de los manifestantes también se le incautó un arma de fuego, según declaró a la prensa el jefe de la Policía, Fausto Salinas, tras nueve días de protestas por el alto coste de la vida, después de que grupos sociales como estudiantes y sindicatos respaldaran la iniciativa del movimiento indígenista.

La Alianza de Organizaciones de Derechos Humanos había hablado el lunes de 86 detenidos, entre ellos 61 manifestantes heridos, 18 de ellos de gravedad.

Salinas también afirmó que 80 policías habían resultado heridos en los enfrentamientos, además de 21 militares que defendieron instalaciones petroleras en la Amazonía cuando los manifestantes pretendían tomar el control de las mismas.

El jefe policial también habló de “27 policías secuestrados” por los manifestantes, que suelen dejarlos ir a las pocas horas. También hubo 23 vehículos policiales dañados, muchos de ellos “completamente destruidos por incineración”, según Salinas, quien añadió que entre los manifestantes había un grupo dispuesto a realizar “alguna acción incendiaria” contra instalaciones públicas, lo que le recordó las protestas de octubre de 2019, y subrayó un ataque contra la Fiscalía por parte de “personas que querían dañar expedientes de corrupción y algunos casos de delincuencia organizada.” La Policía logró expulsar a los manifestantes, que luego se dirigieron a la Pontificia Universidad Católica del Ecuador (PUCE).

“Algunos de los manifestantes están actuando de manera violenta y utilizando algunos medios que pueden causar daño a la integridad de las personas, como armas blancas, gasolina y diésel”, dijo Salinas. La Policía también denunció la contaminación con aceite quemado de la planta de agua de la ciudad de Ambato, en la provincia de Tungurahua. “Esta no es una protesta pacífica”, añadió.

Las protestas se concentraron desde el lunes en Quito con la llegada de miles de indígenas para desafiar el estado de excepción decretado por el presidente Guillermo Lasso, quien accedió a muchas demandas de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), a pesar de lo cual su líder Leónidas Iza, ha anunciado que las protestas continuarán hasta que se cumplan todas sus peticiones, entre ellas la congelación y reducción de los precios de los combustibles, el control de los precios de los productos de primera necesidad, el respeto a los precios mínimos de productos como el plátano y la paralización de la ampliación de las concesiones mineras.

Categorías: Política, América Latina.