MercoPress, in English

Viernes, 1 de julio de 2022 - 22:05 UTC

 

 

Uruguay y Perú toman medidas preventivas contra la viruela del mono

Lunes, 23 de mayo de 2022 - 10:46 UTC
Al tratarse de una enfermedad bien conocida, los centros de salud de muchos países cuentan desde hace tiempo con protocolos Al tratarse de una enfermedad bien conocida, los centros de salud de muchos países cuentan desde hace tiempo con protocolos

Las autoridades sanitarias uruguayas anunciaron durante el fin de semana que estaban vigilando la posible aparición local de casos sospechosos de viruela del mono, en función de “la sintomatología y los antecedentes de viaje” de las personas.

El Ministerio de Salud Pública (MSP) dijo en un comunicado que el Departamento de Vigilancia Sanitaria estaba siguiendo los casos sospechosos según la sintomatología y los antecedentes de viaje de los pacientes. Los funcionarios también dijeron que estaban en contacto permanente con la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) “a través del Centro Nacional de Enlace” para estar al día con la evolución mundial de la viruela del mono, una enfermedad viral zoonótica detectada en Canadá, España, Estados Unidos, Gran Bretaña, Italia, Portugal y Suecia.

Según el comunicado del MSP, la viruela del mono está causada por un “virus perteneciente al género Orthopoxivirus, Familia Poxviridae” y “se transmite a los humanos por diversos animales salvajes, en los casos iniciales la infección se produce por contacto directo con sangre, carne, lesiones cutáneas o mucosas de animales infectados. La transmisión de persona a persona puede producirse por contacto estrecho con secreciones del tracto respiratorio o lesiones cutáneas; se han registrado casos de transmisión sexual”, señaló también el MSP.

“Son dos virus de una familia de virus muy cercana la diferencia más importante, se puede decir que la viruela humana es un virus cuyo huésped y único huésped ha sido el ser humano”, dijo a Subrayado la viróloga Mabel Berois, mientras que la viruela del mono “también puede infectar a otros animales, incluidos nosotros”.

“Esa es la gran diferencia, por lo que es un virus que puede y sigue circulando en la naturaleza”, explicó Berois. “La gravedad de la viruela del mono es mucho más benévola que la de la viruela humana”, señaló también.

La tasa de mortalidad puede llegar al 10%, pero la enfermedad en sí sigue los mismos patrones, como la fiebre y el dolor; luego aparece la erupción. “Siempre han aparecido brotes y casos de viruela del mono en África Central. La primera vez que salió del continente creo que es el caso de 2003 en Estados Unidos”.

Por su parte, el ministro de Salud de Perú, Jorge López, anunció la declaración de una alerta sanitaria ante el aumento de casos registrados en el extranjero, aunque hasta ahora no se ha detectado ningún caso en el país. En virtud de la alerta, el sistema de salud debe prepararse para un posible informe de contagio. ”Si se detecta un caso en nuestro país, es importante que el sistema de salud esté preparado. Todavía no tenemos ningún caso (...) las personas que fueron vacunadas contra la viruela tienen una protección de casi 85%”, explicó a Canal N César Munayco, director ejecutivo de Vigilancia en Salud Pública del Centro Nacional de Epidemiología, Prevención y Control de Enfermedades (CDC).

Munayco también advirtió que esta enfermedad puede manifestarse con malestar general, dolor de cabeza, fiebre y, después de cinco días, aparecen lesiones en diferentes partes del cuerpo (cara, tronco y extremidades). “Estamos observando que varios países han reportado casos, por eso se ha emitido la alerta”, agregó.

Consultado sobre si se aplicará alguna restricción a las personas que ingresen a Perú desde países con presencia de esta enfermedad, Munayco dijo que no porque “el período de incubación de esta enfermedad es largo”.

Los primeros casos humanos de viruela del mono se identificaron en la República Democrática del Congo en 1970 y su número ha ido aumentando en la última década en los países de África Occidental y Central.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha anunciado que se han detectado casos de viruela del mono desde principios de mayo en el Reino Unido, especialmente entre la comunidad homosexual. Desde el 6 de mayo se han detectado siete casos de viruela del mono en el país, cuatro de ellos en personas que se identifican como “homosexuales, bisexuales u hombres que tienen relaciones sexuales con hombres”, según la UKHSA.

“Estamos viendo transmisiones entre hombres que tienen sexo con hombres”, lo cual es “una nueva información que debemos estudiar adecuadamente para entender mejor la dinámica” de la transmisión, dijo Ibrahima Socé Fall, subdirector general de la OMS para intervenciones de emergencia.

La UKHSA, por su parte, recomienda ”especialmente a los homosexuales, bisexuales y hombres que tienen relaciones sexuales con hombres (HSH) que estén atentos a cualquier erupción o lesión inusual“.

El número actual de casos de viruela del mono es ya el mayor brote de la enfermedad registrado fuera de África desde que se tienen registros. Bélgica fue el primer país que decretó el aislamiento social obligatorio debido a la enfermedad. Las autoridades sanitarias de Europa hasta Canadá, Estados Unidos y Australia, han comenzado a detectar casos de viruela del mono, cuyos brotes anteriores habían sido contenidos en gran medida.

El viernes pasado, la OMS emitió una ”alerta epidemiológica“ por ”viruela del mono en países no endémicos”. Según este último informe, hasta el 20 de mayo de 2022, 11 países han notificado casos: Alemania, Australia, Bélgica, Canadá, España, Estados Unidos, Francia, Italia, Portugal, Reino Unido y Suecia.

En los últimos años, sólo se habían detectado casos fuera de África en Estados Unidos, Israel, Reino Unido y Singapur (aunque esto no implica que no se haya producido en otros países, donde los sistemas de detección epidemiológica están menos desarrollados).

Sin embargo, diversos organismos de vigilancia epidemiológica y expertos han aclarado que, aunque los casos actuales y sus formas de contagio siguen siendo objeto de estudio, la viruela del mono no constituye una amenaza para la salud del público en general. La erupción cambia y pasa por diferentes etapas y puede parecerse a la varicela o a la sífilis, antes de formar finalmente una costra, que luego se cae.

Al tratarse de una enfermedad bien conocida, los centros sanitarios de muchos países disponen desde hace tiempo de protocolos que sugieren cómo evitar el contagio, detectar los síntomas y ofrecer tratamiento. Las autoridades sanitarias han estado en alerta para identificar rápidamente cualquier caso potencial de viruela del mono con el fin de ofrecer tratamiento, rastrear los contactos y evitar la propagación del virus. Muchos organismos sanitarios han recomendado a su población que esté atenta a los síntomas y busque ayuda médica si hay sospecha de estar infectado, especialmente a las personas que han viajado en las últimas tres semanas (el periodo de incubación de la enfermedad).

Los principales signos aparecen entre 1 y 5 días después de la fiebre: se desarrolla una erupción primero en la cara y luego se extiende a otras partes del cuerpo. También se ha registrado una erupción en la zona genital. La vigilancia de los síntomas es fundamental porque la viruela del mono, a diferencia del coronavirus, no se transmite antes de que las personas desarrollen los síntomas.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE.UU. han insistido en que las medidas de higiene son fundamentales frente a este virus. “Practique una buena higiene de manos tras el contacto con animales o humanos infectados. Lávese las manos con agua y jabón o utilice un desinfectante de manos a base de alcohol”, aconsejan los CDC.

Tags: msp, Peru, viruela.