MercoPress, in English

Viernes, 2 de diciembre de 2022 - 02:20 UTC

 

 

Nicaragua expulsa de su territorio a la misión de la OEA

Lunes, 25 de abril de 2022 - 10:45 UTC
La OEA representa “la decadencia de una institución reducida a la servidumbre al yanqui”, dijo Moncada  La OEA representa “la decadencia de una institución reducida a la servidumbre al yanqui”, dijo Moncada

El régimen nicaragüense del ex líder sandinista Daniel Ortega anunció el domingo que la delegación de la Organización de Estados Americanos (OEA) había sido despojada de sus credenciales diplomáticas y, por tanto, expulsada del país.

El canciller nicaragüense, Denis Moncada, explicó que la decisión se tomó porque la OEA no contribuye a la unión de la región, ni respeta la soberanía y autodeterminación de los pueblos.

“Este organismo diabólico tampoco tendrá oficinas en nuestro país. Su sede ha sido cerrada. Nicaragua no es colonia de nadie”, dijo Moncada.

“Comunicamos que Nicaragua expulsa a la Organización de Estados Americanos, el pueblo y el Gobierno han denunciado y siguen denunciando la vergonzosa condición de uno de los instrumentos políticos de intervención y dominación del Departamento de Estado de Estados Unidos, mal llamado OEA”, agregó Moncada.

En consonancia con la decisión de Managua de abandonar la OEA el 19 de noviembre de 2021, “también comunicamos que a partir de esta fecha dejamos de formar parte de todos los mecanismos engañosos de este engendro: Consejo Permanente, Comisiones, Reuniones, Cumbres de las Américas”, prosiguió.

”Retiramos las credenciales de nuestros representantes, los compañeros Orlando Tardencilla, Iván Lara y Maicol Cambell, no tendremos presencia en este diabólico instrumento (...) Tampoco esta infame organización tendrá oficinas en nuestro país. Su sede ha sido cerrada. Nicaragua no es colonia de nadie“, explicó también el ministro nicaragüense.

”Hemos repudiado este instrumento de administración colonial que no representa la unión soberana de nuestra América caribeña y es un instrumento yanqui para violar los derechos y la independencia, patrocinando intervenciones e invasiones, legitimando golpes de Estado en diversas modalidades“, abundó el funcionario.

”Ratificamos nuestro respeto, afecto y reconocimiento a Cuba y Venezuela, así como a los pueblos que libran sus luchas y nos han acompañado (...) Nos sentimos libres de la reiterada insolencia de los empleados del Departamento de Estado yanqui que representan el servilismo, el lacayismo, el entreguismo, la decadencia de una institución reducida a la servidumbre al yanqui”, señaló también Moncada.