MercoPress, in English

Domingo, 29 de enero de 2023 - 16:46 UTC

 

 

Recuperan documentos que Trump se había llevado ilegalmente a su casa

Miércoles, 9 de febrero de 2022 - 09:45 UTC
Funcionarios de la Casa Blanca todavía están buscando “registros presidenciales adicionales que pertenecen a los Archivos Nacionales”. Funcionarios de la Casa Blanca todavía están buscando “registros presidenciales adicionales que pertenecen a los Archivos Nacionales”.

La Casa Blanca recuperó 15 cajas que contenían documentos que el expresidente de los Estados Unidos, Donald Trump, se había llevado ilegalmente a su residencia de Mar-a-lago en Florida, se informó.

Según The Washington Post, entre los artículos que Trump se había llevado estaban “hermosas cartas” del líder norcoreano Kim Jong Un, así como una nota escrita a mano que Barack Obama le había dejado en la Oficina Oval.

Según la Ley de Registros Presidenciales, la mayoría de esos documentos deberían haberse publicado al final de la administración Trump.

La recuperación de las cajas ha generado dudas sobre el cumplimiento de Trump de las leyes de registros presidenciales promulgadas después del escándalo Watergate de la década de 1970. Trump perdió su intento el mes pasado de impedir al comité de legislativo que investiga los disturbios del Capitolio en 2021 que publicara registros de visitantes, borradores de discursos y otros documentos de la Casa Blanca.

Algunos de los papeles entregados habían sido “rotos por el expresidente Trump” y pegados nuevamente. Una serie de registros aún estaban en pedazos, se informó.

“Todo es un ejemplo prístino del enfoque de Trump hacia la presidencia, a saber, que el vasto poder existe para él y no para el pueblo estadounidense, a quien pertenecen estos registros”, dijo el exfiscal general adjunto Harry Litman en Twitter.

Según los informes, los funcionarios de la Casa Blanca todavía están buscando “registros presidenciales adicionales que pertenecen a los Archivos Nacionales”.

En 2018, informes de prensa habían revelado el hábito de Trump de romper los documentos en pedazos, una rutina que dejaba a los empleados la tarea de pegarlos con cinta adhesiva para poder mantener los registros. Además de romper documentos en la Casa Blanca de Trump, funcionarios juntaban documentos en “bolsas para quemar” y los enviaban al Pentágono para que fueran incinerados.

“Los funcionarios de gestión de registros de la Casa Blanca durante la administración Trump recuperaron y juntaron con cinta adhesiva algunos de los registros destruidos”, que luego “fueron entregados a los Archivos Nacionales al final de la Administración Trump, junto con una serie de registros rotos que no habían sido reconstruidos por la Casa Blanca“.

Tanto la destrucción de documentos de la Casa Blanca como el hecho de que Trump se lleve cajas de documentos oficiales a Mar-a-Lago probablemente violen la Ley de Registros Presidenciales, que exige que los funcionarios de la Casa Blanca mantengan y conserven los documentos oficiales, dijo The Washington Post.

”Es absolutamente una violación de la ley“, dijo a Courtney Chartier, presidenta de la Sociedad de Archivistas Estadounidenses al periódico. ”No hay ignorancia de estas leyes. Hay manuales de la Casa Blanca sobre el mantenimiento de estos registros“. La forma en que Trump manejó estos documentos es muy inusual.

Un ex funcionario de Trump citado por el diario dijo que ”probablemente era su práctica de mucho tiempo y no creo que sus hábitos cambiaran cuando llegó a la Casa Blanca”.

Categorías: Política, Estados Unidos.
Tags: Donald Trump.