MercoPress, in English

Domingo, 29 de enero de 2023 - 16:36 UTC

 

 

Autoridades ecuatorianas hablan de “gran desastre” tras derrame de petróleo la semana pasada

Viernes, 4 de febrero de 2022 - 10:55 UTC
El petróleo ha contaminado las fuentes de agua y alimentos de cientos de comunidades indígenas El petróleo ha contaminado las fuentes de agua y alimentos de cientos de comunidades indígenas

Un derrame de petróleo en Ecuador a finales de enero se ha ido extendiendo en los últimos días por toda la zona Yasuní alcanzando proporciones imprevistas, se informó este miércoles.

Tras un derrame de 6.300 barriles de crudo en la Amazonía por la rotura de un oleoducto en la zona del río Coca erosionada por las deficiencias en la construcción de una represa china, las autoridades comienzan a hablar de un “gran desastre ambiental”.

El ministro de Ambiente de Ecuador, Gustavo Manrique, dijo que se había reportado una mancha de petróleo en Añangu, en el Parque Nacional Yasuní. Las comunidades indígenas locales ya habían hablado de un derrame que habría afectado al menos 300 kilómetros, desde el área donde se rompió el oleoducto hasta la entrada al área intangible Yasuní.

El Ministerio del Ambiente ya había informado que el derrame afectó más de 21 metros cuadrados, incluida la zona del Parque Nacional Cayambe Coca, conocido por ser el hábitat de varias especies protegidas y reconocido porque la Reserva protege una de las principales fuentes de agua del país.

El petróleo ha contaminado las fuentes de agua y alimentos de numerosas comunidades indígenas. La líder de Mujeres y Salud de la Confederación de Nacionalidades Indígenas de la Amazonía (Confeniae), Nemo Andi, dijo que el último derrame de petróleo afectó al menos a 60.000 personas y animales como así también a los peces que forman parte de la dieta indígena.

Hasta el momento, la empresa Oleoducto de Crudos Pesados ha recuperado unos 5.300 barriles de crudo. Continúan los trabajos de limpieza en la zona. El 28 de enero, se informó que el oleoducto se rompió después de que una roca de dos metros impactara sobre el mismo. La zona ya está deteriorada como consecuencia de la construcción de una represa china.

Los funcionarios del Parque Yasuní ya solicitaron a Petroecuador que proporcione los materiales necesarios para detener la propagación del petróleo. Yasuní es considerado uno de los sitios con mayor biodiversidad en el mundo. Comprende el Área Protegida del Parque Nacional Yasuní, la Zona Intangible, el Área de Amortiguamiento y la Zona de Explotación Petrolera. Según información del Ministerio del Ambiente, es también el área protegida más grande del Ecuador continental. Se encuentra a 250 kilómetros de Quito en el corazón de la selva tropical amazónica. El Parque Nacional Yasuní es también el hogar de las comunidades indígenas Waorani y Kichwa, mientras que en sus bosques remotos los Tagaeris y Taromenane viven en aislamiento voluntario.

La Corte Constitucional de Ecuador ya ha declarado inconstitucionales muchos artículos del Decreto 751, que permitía la explotación en una franja de amortiguamiento de la zona intangible del Parque Nacional Yasuní.

Fuentes del Ministerio del Ambiente señalaron que la empresa Oleoducto de Crudos Pesados tiene 15 días para defenderse antes de emprender acciones judiciales administrativas y civiles.

Los derrames de petróleo en la Amazonía ecuatoriana no son nuevos, habiéndose registrado 899 de ellos entre 2015 y junio de 2021.