MercoPress, in English

Lunes, 16 de mayo de 2022 - 14:41 UTC

 

 

Holanda entra en confinamiento total hasta el 14 de enero

Lunes, 20 de diciembre de 2021 - 09:00 UTC
Se imponen restricciones para combatir la variante Omicron de COVID-19, que causa síntomas significativamente más leves que los anteriores Se imponen restricciones para combatir la variante Omicron de COVID-19, que causa síntomas significativamente más leves que los anteriores

El Gobierno de los Países Bajos ha decretado un estricto confinamiento hasta el 14 de enero de todas las actividades no esenciales debido a la propagación de la variante Ómicron del coronavirus. También se ha fijado un límite diario de dos visitantes por hogar, que se elevará a cuatro personas para Nochebuena y Nochevieja, se informó.

“Estoy aquí esta noche de mal humor. Para resumirlo en una frase, Holanda volverá al confinamiento a partir de mañana”, dijo el Primer Ministro (interino) Mark Rutte en un mensaje televisado este sábado.

Rutte también explicó que solo permanecerán abiertos negocios imprescindibles, como supermercados, farmacias, gasolineras y otros servicios menores, pero todo lo demás, incluyendo tiendas, restaurantes, cines, teatros o gimnasios, tendrá que cerrar sus puertas durante casi un mes.

Las nuevas restricciones fueron recomendadas por el equipo de gestión de brotes del gobierno.

“Una conferencia de prensa repentina el sábado, cuatro días después de la última, no indica nada bueno”, comenzó diciendo Rutte.

A partir del domingo por la mañana, todas las tiendas, los servicios y los lugares de hospitalidad cerrarán hasta el 14 de enero. Los Países Bajos han estado bajo confinamiento parcial desde fines de noviembre, con máscaras faciales requeridas en la mayoría de los entornos y los “lugares no esenciales” obligados a cerrar entre las 5pm y las 5am. Sin embargo, las nuevas medidas constituyen las restricciones más drásticas a la libertad y la socialización desde que el país entró en un duro confinamiento en esta época el año pasado.

Si bien el número promedio de nuevos casos diarios reportados ha caído desde un récord de 22,450 a fines de noviembre, el país todavía registra un promedio de 15,000 infecciones adicionales por día, frente a poco menos de 10,000 la última vez que el país entró en confinamiento total.

Sin embargo, las muertes no han aumentado en proporción al número de casos, con 50 decesos reportados el sábado, aproximadamente la misma cifra diaria que hace un año. Si bien las nuevas medidas se toman para frenar la propagación de la variante Omicron de COVID-19, altamente transmisible y aparentemente resistente a las vacunas, esta nueva cepa parecería causar síntomas significativamente más leves que los anteriores.

Además de los Países Bajos, otros países europeos contemplan medidas similares. En el Reino Unido, los ministros propondrían un cierre post-Navidad al primer ministro Boris Johnson, y en Dinamarca, la primera ministra Mette Frederiksen ha anunciado una serie de nuevas restricciones en las tiendas y lugares de hostelería. En Irlanda, el gobierno ha anunciado adelantado los horarios de cierre para pubs y restaurantes hasta finales de enero.