MercoPress, in English

Domingo, 22 de mayo de 2022 - 19:31 UTC

 

 

Argentina podría subir tasas de interés para mantener dólar estadounidense a raya

Miércoles, 15 de diciembre de 2021 - 21:02 UTC
El BCRA busca alternativas para evitar una fuerte devaluación del peso argentino El BCRA busca alternativas para evitar una fuerte devaluación del peso argentino

El Banco Central de Argentina (BCRA) está considerando subir la tasa de interés, de acuerdo con una sugerencia del Fondo Monetario Internacional (FMI), se informó este miércoles en Buenos Aires.

La medida ayudaría a hacer más atractivos los títulos de deuda del Tesoro y evitaría la presión sobre el dólar estadounidense, aunque también podría enfriar la actividad económica y aumentar el déficit cuasifiscal del BCRA, explicaron analistas.

Fuentes del BCRA citadas por medios porteños admitieron que la medida estaba en estudio, aunque no se reveló la magnitud prevista para el alza.

La tasa básica actualmente se ubica en 38% anual, entre 13 y 14 puntos porcentuales por debajo de la inflación, y se ha mantenido sin cambios desde el estallido de la pandemia COVID-19 en marzo de 2020.

La iniciativa debería incrementar la demanda de pesos argentinos y desalentar la compra de divisas, especialmente en una época del año en la que por motivos estacionales existe un superávit de liquidez en el mercado. Pero detrás de este dilema a nivel macroeconómico, la medida podría implicar proyectos de inversión más costosos y un estancamiento de la actividad económica, algo que la administración del presidente Alberto Fernández ha estado tratando de evitar.

Por eso el Gobierno ha bajado la tasa del 63% al final de la presidencia de Mauricio Macri al 38% actual.

El FMI emitió un comunicado llamando a “una adecuada política monetaria con tasas de interés reales positivas”, entre otros requisitos para acordar un programa que permita renegociar la deuda de US $ 45.000 millones. En opinión del FMI, la subida de tipos haría más atractivas las colocaciones gubernamentales de bonos en pesos, reduciendo así la necesidad de financiamiento a través de giros del BCRA que conducen a una mayor inflación.

La tasa efectiva (que resulta de renovar mensualmente una colocación a 30 días después de cobrar intereses) es de poco más del 44%, lo que hace que la brecha real con la inflación anual sea de apenas seis puntos porcentuales. Desde esa perspectiva, según rumores en círculos financieros, el aumento de la tasa de interés básica no tiene por qué ser muy pronunciado.

También se está considerando el comercio exterior según una escala de conversión entre pesos argentinos y rublos rusos para ayudar a mantener a raya el tipo de cambio con el dólar estadounidense, al tiempo que una gran devaluación parece cada día más inevitable.

Categorías: Economía, Argentina.