MercoPress, in English

Martes, 7 de diciembre de 2021 - 06:50 UTC

 

 

Bolsonaro dice que la crisis de la Amazonia es “la misma tontería de siempre”

Sábado, 20 de noviembre de 2021 - 09:55 UTC
“No he visto a ningún californiano decir que California está en llamas”, argumentó Bolsonaro. “No he visto a ningún californiano decir que California está en llamas”, argumentó Bolsonaro.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, dijo este viernes que la alerta de desertificación de la Amazonia era “la misma tontería de siempre” y culpó a la oposición por esos informes que tenían como objetivo dañar la imagen del país y ahuyentar a los inversores.

Bolsonaro enfatizó que las noticias sobre una supuesta destrucción irreversible de la Amazonía por el aumento de la deforestación y los incendios eran falsas. También insistió en que habían sido difundidas por opositores que buscaban ventajas políticas.

“Si la deforestación tuviera las proporciones que dicen, la Amazonia ya sería un desierto”, dijo el jefe de Estado tras su regreso regresar de Emiratos Árabes Unidos, Bahrein y Qatar.

“Hay deforestación ilegal, pero basta con que otros países no compren nuestra madera, es simple. También hay quemas ilegales, pero no en esa proporción que cuentan. Y las combatimos. Algunos dicen 'tienen que combatirlas más '... ¿Sabes el tamaño de la Amazonia, cuántos países de Europa caben? “

El presidente también restó importancia a los datos alarmantes sobre la supuesta destrucción de la selva tropical más grande del mundo solo un día después de que los datos oficiales publicados por el gobierno brasileño mostraran que la Amazonía brasileña perdió 13.235 kilómetros cuadrados de cobertura vegetal entre agosto de 2020 y julio de 2021, el área degradada más grande para un período de doce meses en los últimos 15 años.

”Mientras nos esforzamos por llevar una buena imagen de Brasil al exterior, terribles brasileños salen a criticar al país, a contar mentiras sobre la Amazonía“, lamentó Bolsonaro.

El aumento de la deforestación en el período 2020-2021 cuestiona la promesa de Brasil de revertir esta tendencia y eliminar la deforestación ilegal para 2028, como se prometió en la conferencia de la ONU sobre el cambio climático en Glasgow, donde un informe argumentó que la Amazonía ”se encuentra en un punto sin retorno y puede convertirse en un desierto“.

Bolsonaro afirmó que ”es el mismo disparate de siempre; es una noticia patrocinada por brasileños que trabajan contra el país, ahuyentan inversiones y generan muchas dificultades económicas“.

”Hasta ahora no he visto a ningún californiano decir que California está en llamas o a un chino criticando a su país por exigir cuarentenas contra la contaminación. Nunca he visto a nadie hablar mal de su país como lo hacen los brasileños“, agregó.

”Los focos de fuego están siempre en el mismo lugar y generalmente son provocados por indígenas, colonos y pescadores que tienen cultivos de subsistencia y prendieron fuego para preparar la tierra para nuevos cultivos”, dijo Bolsonaro, quien minimizó los incendios provocados por grandes terratenientes.

Sin embargo, los datos del INPE desmienten las declaraciones del presidente. Según la agencia estatal, solo en junio pasado se registraron 2.305 incendios en la Amazonía, la cifra más alta del mes desde 2007. Según el INPE, el año más crítico fue 2020, cuando se registró un récord de 222.000 incendios en la región.