MercoPress, in English

Lunes, 29 de noviembre de 2021 - 18:06 UTC

 

 

Crean en Glasgow un grupo para terminar con los combustibles fósiles

Viernes, 12 de noviembre de 2021 - 09:16 UTC
“Nuestro objetivo no es pequeño, nuestra ambición no es modesta”, dijo Jørgensen “Nuestro objetivo no es pequeño, nuestra ambición no es modesta”, dijo Jørgensen

Un grupo de países y territorios liderados por Dinamarca y Costa Rica han decidido unir fuerzas para lograr un mundo libre de combustibles fósiles en cumplimiento del Acuerdo de París bajo un grupo denominado Alianza Más Allá del Petróleo y el Gas (o “BOGA”, por su acrónimo en inglés - Beyond Oil and Gas Alliance).

El anuncio se hizo en Glasgow, donde la Cumbre de la COP26 sobre el clima de la ONU se acerca a su fin. Además de los países inspiradores, BOGA también cuenta con los siguientes miembros plenos: Francia, Groenlandia, Irlanda, Quebec, Suecia y Gales.

La alianza se ha comprometido a eliminar gradualmente la producción de petróleo y gas, para lo cual aún resta establecer una fecha objetivo. Portugal, California y Nueva Zelanda también se han unido a la alianza como miembros asociados.

Por su parte, Italia expresó su apoyo a la coalición al convertirse en “Amigo de BOGA” y se están llevando a cabo negociaciones para incorporar nuevos miembros. Se esperan anuncios sobre este tema se hicieran en breve.

Cada miembro se comprometerá a poner fin a las nuevas rondas de licencias para la exploración y producción de petróleo y gas. También deben establecer una fecha de finalización para la producción y exploración de petróleo y gas que esté alineada con los objetivos del Acuerdo de París.

“Nuestro objetivo no es pequeño, nuestra ambición no es modesta”, dijo Dan Jørgensen, Ministro de Clima, Energía y Servicios Públicos de Dinamarca. “Esperamos que hoy marque el comienzo del fin del petróleo y el gas”, agregó.

“Nosotros, los 11 gobiernos fundadores, hemos decidido ir más allá del petróleo y el gas”, prosiguió el ministro. “No respondemos a este llamado por la emoción del desafío; lo hacemos porque realmente creemos que lo necesitamos. No estamos dispuestos a aceptar las consecuencias si no lo hacemos”, explicó también Jørgensen.

Se dice que BOGA fue diseñada para llenar un vacío en la cumbre climática de la ONU, cuyo borrador de declaración final hace solo una breve mención de los combustibles fósiles, a pesar de su papel fundamental en la crisis climática.

El documento fundacional de BOGA establece que los compromisos climáticos estaban siendo “socavados por la producción actual y planificada de combustibles fósiles”, que tendría que caer entre el 3% (gas natural) y el 4% (petróleo) por año para 2030, y a tasas más altas a partir de entonces, para asegurar un calentamiento global máximo de 1,5ºC este siglo desde los niveles preindustriales”.

“Los planes actuales de los gobiernos, sin embargo, apuntan a un aumento del 2% anual en la producción de combustibles fósiles. En 2030, esto resultaría en más del doble de la producción consistente con el límite de 1,5 grados”, dijo BOGA.

Además, la Agencia Internacional de Energía señaló que la demanda de petróleo y gas natural debe caer un 75% y un 55%, respectivamente, entre 2020 y 2050 para asegurar el objetivo de cero emisiones de CO2 para mediados de siglo. “Esto significa que no necesitamos nuevos campos de petróleo y gas que no sean los ya aprobados hasta 2021”.