MercoPress, in English

Martes, 18 de enero de 2022 - 10:44 UTC

 

 

Nicaragüenses desesperados cruzan a Honduras para vacunarse contra COVID-19

Miércoles, 27 de octubre de 2021 - 10:55 UTC
El gobierno de Nicaragua solo ofrece vacunas rusas o cubanas que hacen imposible viajar El gobierno de Nicaragua solo ofrece vacunas rusas o cubanas que hacen imposible viajar

Ciudadanos de Nicaragua, que según la Organización Panamericana de la Salud (OPS) se ubica entre los seis países de la región con menores tasas de vacunación, han estado cruzando la frontera con la vecina Honduras incluso a caballo y en balsas para recibir un inmunizador contra COVID-19, se informó.

Según reportes, en Honduras se ofrecen inyecciones de Moderna o Pfizer. “Estamos buscando la vacuna para protegernos del covid-19 que es tremendo en Nicaragua”, dijo a la AFP Alba García, de 57 años, luego de bajarse de su caballo en un camino fangoso de barro negro y pegajoso.

Al menos 10,000 personas hacen cola diariamente en la frontera, 120 km al sur de Tegucigalpa para cruzar a una carpa verde, donde diez enfermeras aplican el medicamento de Moderna a personas mayores de 12 años, mientras que las mujeres embarazadas reciben Pfizer.

García dijo que la vacunación en Nicaragua usa un producto cubano que no permite que las personas viajen a destinos donde solo se admiten medicamentos reconocidos por la Organización Mundial de la Salud, OMS, como parte de los requisitos.

Los nicaragüenses llegaron a los cruces fronterizos una vez que se difundió la noticia de que las vacunas Moderna y Pfizer estaban disponibles para los extranjeros en Honduras. La demanda fue tan alta para el lunes que miles cruzaron a caballo y en balsas, luego de pagar 100 lempiras (unos cuatro dólares) a los coyotes hondureños. Luego continuarían a pie o a caballo, por el barro, hasta el puesto de vacunación.

“Sean obedientes, por favor, todos los que estén allí serán vacunados, pero hagan fila para poder trabajar bien”, instó una de las enfermeras con un megáfono ante la desesperación de las mujeres y hombres, que se reunieron frente a la carpa.

En Managua se ofrecen tours de vacunación. Los paquetes incluyen traslados a un área cercana a El Guasaule, que incluyen el viaje en autobús más el servicio de caballo, autobús o balsa por entre 25 y 30 dólares estadounidenses.

Los nicaragüenses afirmaron que tenían que adoptar esta solución porque el gobierno del presidente Daniel Ortega solo ofrece drogas cubanas a los niños y la Sputnik V de Rusia a los adultos y ninguna de las dos drogas está certificada para viajes internacionales a la mayoría de los destinos.

El gobierno hondureño anunció la semana pasada que se desplegarían brigadas en los puntos fronterizos de El Triunfo (El Guasaule) y La Fraternidad (San Marcos de Colón) para vacunar a los nicaragüenses, con 4.000 dosis disponibles diariamente y segundas dosis garantizadas “en 28 días”.

Nicaragua ha reportado 16.422 infecciones por COVID-19 y 206 muertes, pero médicos independientes hablan de 30.809 casos y 5.832 muertes. Honduras ha detectado más de 374.000 casos y 10.200 muertes, luego de haber vacunado a cerca del 40% de su población con medicamentos comprados o donados por el mecanismo Covax de la OMS y algunas organizaciones privadas.

(Fuente: AFP)