MercoPress, in English

Viernes, 3 de diciembre de 2021 - 18:46 UTC

 

 

Muere apuñalado un parlamentario británico católico

Sábado, 16 de octubre de 2021 - 09:40 UTC
El asesinato de Amess se maneja como un caso de terrorismo El asesinato de Amess se maneja como un caso de terrorismo

El parlamentario conservador británico David Amess murió a causa de las heridas que recibió tras ser apuñalado durante un evento que conmocionó a un país que aún se recupera del asesinato en 2016 de la legisladora laborista Jo Cox.

“Nuestros corazones están llenos de conmoción y tristeza hoy por la muerte del diputado David Amess, quien fue asesinado ... después de casi 40 años de servicio”, dijo el primer ministro Boris Johnson en la televisión. Las banderas sobre Downing Street se bajaron a media asta para honrar a Amess.

La policía del condado de Essex había recibido una llamada telefónica ”poco después de las 12:05 (11:05 GMT) para informar que el Sr. Amess, de 69 años, había sido apuñalado“, según el comunicado oficial, que agregó que el legislador había ”muerto en el escena.“ Amess, partidario acérrimo del Brexit, era conocido por defender los derechos de los animales y mantuvo una campaña de larga duración para elevar la localidad de Southend a la categoría de ciudad.

La policía también explicó que un hombre de 25 años había sido arrestado como sospechoso del asesinato, mientras que aún se desconocen los motivos del atacante. Los servicios antiterroristas se han hecho cargo de la investigación, anunció también la policía del condado de Essex el viernes por la tarde. ”La investigación apenas comienza y la están llevando a cabo agentes de la dirección antiterrorista“ para determinar si se trató de un incidente terrorista o no.

”Hemos recuperado un cuchillo en el lugar y no buscamos a nadie más en relación con el ataque“, agregaron las autoridades, al pedir ayuda a posibles testigos o personas que puedan tener imágenes de sus cámaras de seguridad.

Amess, un miembro del partido de Johnson y un firme defensor del Brexit, fue descrito por sus pares como un católico ferviente, un hombre con un ”gran corazón“ que solía recorrer su distrito electoral. El viernes estuvo en una iglesia metodista de Leigh-on-Sea.

En 2016, la diputada laborista eurófila Jo Cox fue asesinada por el simpatizante neonazi Thomas Mair una semana antes del referéndum del Brexit. Fue la primera parlamentaria asesinada en el país y la primera legisladora asesinada desde Ian Gow, víctima del IRA en 1990. En 2010, el parlamentario laborista Stephen Timms fue apuñalado por una mujer después de votar a favor de la intervención británica en la guerra de Irak. Diez años antes, el asistente del diputado liberal demócrata Nigel Jones fue asesinado durante un ataque con sable en una reunión con votantes.

La Policía Metropolitana de Londres dijo más tarde que el asesinato de Amess en Essex había sido declarado incidente terrorista. ”La investigación inicial ha revelado una motivación potencialmente vinculada al extremismo islamista”, dijeron fuentes policiales citadas por The New York Times.

En un libro publicado el año pasado, Amess había abordado el impacto del asesinato de Cox en la política británica: “Era una mujer joven con una familia que cumplía con sus deberes como todos nosotros, completamente inconsciente de la amenaza que enfrentaba. Si bien a menudo se dice que la muerte de alguien puede resultar beneficiosa, es difícil ver qué puede resultar de este asesinato sin sentido”, había escrito Amess.

El arzobispo de Canterbury, Justin Welby, dijo que la salud de la democracia británica dependía de que los representantes pudieran vivir y trabajar sin temor a la violencia o la intimidación.

Categorías: Política, Internacional.