MercoPress, in English

Viernes, 30 de julio de 2021 - 10:07 UTC

 

 

Presidente electo de Perú esboza planes que incluyen a personas de múltiples antecedentes políticos

Miércoles, 21 de julio de 2021 - 09:45 UTC
“Hacemos un llamado a ... las personas más distinguidas y comprometidas del país” a sumarse al nuevo gobierno, anunció Castillo. “Hacemos un llamado a ... las personas más distinguidas y comprometidas del país” a sumarse al nuevo gobierno, anunció Castillo.

El presidente electo de Perú, Pedro Castillo, buscó el martes calmar a un país sacudido solo un día después de ser declarado ganador. Será juramentado el 28 de julio.

El izquierdista Castillo ha insinuado que su gobierno estará conformado por personas de diversos orígenes políticos. “Estamos estructurando un equipo de trabajo y veo que hay gente bastante interesada en contribuir al apoyo de este gobierno, de toda filiación política, gente que no son políticos a los que he visto hoy ... que se han puesto a disposición”, dijo.

“Hacemos un llamado a todos los técnicos, las personas más distinguidas y comprometidas del país” para que se sumen al equipo del nuevo gobierno, señaló Castillo a la prensa. También llamó a Fujimori el martes a no “poner más obstáculos para que este país avance”.

El maestro de escuela rural fue declarado vencedor este lunes luego de que el Jurado Nacional Electoral (JNE) revisara -y desestimara- una serie de denuncias interpuestas por la candidata perdedora Keiko Fujimori, quien denunció fraude en varias mesas electorales. La victoria de Castillo fue algo más de 44.200 votos (50,125%).

La gobernabilidad es el principal desafío de Castillo después de una victoria tan estrecha. “Pido tranquilidad, serenidad al pueblo peruano. Esto es una responsabilidad no solo del gobierno, es una responsabilidad de todos los peruanos”, enfatizó Castillo, quien recibió sus credenciales del JNE en una sesión virtual como consecuencia de la pandemia.

Su triunfo es considerado como reivindicatorio de los sectores populares, de las zonas rurales olvidadas y de los históricamente excluidos, así como que también representa la derrota del modelo neoliberal imperante desde hace más de tres décadas y que ha sumido al país en su actual crisis.

Castillo, de 51 años, con su sombrero blanco de ala ancha típico de los paisanos de la región andina, salió al balcón del segundo piso de la sede del partido, junto a la vicepresidenta electa Dina Boluarte.

El futuro presidente también prometió un gobierno “sin discriminación alguna, donde nadie se quede atrás”. También tuvo palabras de apoyo y reconocimiento para las poblaciones indígenas, para “los hombres y mujeres del Perú profundo”, cuyos derechos se comprometió a defender.

“Rechazamos todo lo que vaya en contra de la democracia. No vamos a permitir que le roben un centavo al pueblo peruano. Ratificamos nuestro compromiso, luchamos contra la corrupción y los grandes males del país”, agregó Castillo.

Fujimori había dicho que reconocería el resultado electoral, pero señaló que el gobierno de Castillo sería “ilegítimo”, y llamó a sus seguidores a realizar protestas no violentas.

Perú ha tenido cuatro presidentes en los últimos cinco años, lo que representa un desafío para Castillo, quien es muy consciente de que la estabilidad es lo primero y más importante, particularmente en un país donde el Congreso está dividido entre diez fuerzas, la mayoría de ellas de derecha. Un Congreso que tiene, además, formas constitucionales de obstaculizar o incluso destituir a un presidente.

Mientras tanto, un líder de alto rango del partido Perú Libre de Castillo ha manifestado que el futuro presidente ya ha decidido los nombramientos de su gabinete.

El secretario de Perú Libre, Richard Rojas, insinuó asimismo que el Consejo de Ministros podría estar encabezado por una mujer.

“El gabinete siempre ha dicho que tiene que estar integrado por el pueblo, y obviamente el pueblo tiene tintes políticos diferentes”, dijo el secretario de Perú Libre en Lima.

Rojas también explicó que Boluarte estaba desempeñando un papel clave en el equipo de transición al sostener reuniones con funcionarios de la administración saliente del presidente interino Francisco Sagasti.

Categorías: Política, América Latina.