MercoPress, in English

Lunes, 25 de octubre de 2021 - 10:17 UTC

 

 

La inflación de mayo en Argentina fue del 3,3%: ¿Qué pasará después de las elecciones?

Jueves, 17 de junio de 2021 - 10:51 UTC
Para Guzmán “se dan las condiciones para que la inflación se reduzca mes a mes”. Para Guzmán “se dan las condiciones para que la inflación se reduzca mes a mes”.

La inflación argentina en mayo fue del 3,3% para un acumulado interanual del 48,8%, la marca más alta desde marzo de 2020, según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC).

La inflación en mayo se ubicó en 3,3%, la más baja desde noviembre del año pasado, y acumuló alza de 21,5% en los primeros cinco meses de 2021, informó el INDEC, mientras que la variación acumulada de precios con relación al mismo mes de 2020 fue de 48,8% .

El incremento de 3,1% en el rubro alimentos y bebidas no alcohólicas fue el de mayor incidencia en la mayoría de las regiones. Pero el aumento general se explica principalmente por los aumentos de los aceites, las grasas y la mantequilla; café, té, yerba mate y cacao; carnes y derivados, leche, productos lácteos, huevos, hortalizas, tubérculos, legumbres, pan y cereales, que fueron parcialmente compensados por la caída de las frutas.

El rubro con mayor incremento porcentual en el mes fue transporte, con 6.0%, impulsado principalmente por incrementos en la compra de vehículos y combustibles.

La asistencia sanitaria creció un 4,8% a través de un aumento de los productos farmacéuticos, los dispositivos y equipos sanitarios y los seguros médicos.

Los rubros menos afectados por los incrementos fueron las comunicaciones (1,0%) y las bebidas alcohólicas y el tabaco (1,6%).

Las nuevas cifras del INDEC sí tuvieron un alto impacto en el Índice de Precios al Consumidor (IPC), pero menor que el de abril. Según datos oficiales, los alimentos subieron un 3,1% en el quinto mes del año, cuando el mes anterior había subido un 4,3%.

Al mismo tiempo, se produjo una importante desaceleración en la confección y el calzado, que en abril había liderado las subidas de precios con un alza promedio del 6%, mientras que en mayo exhibió un alza de apenas el 2,1%. En meses anteriores este rubro fue atravesado por factores estacionales. La caída del precio de las frutas y la desaceleración de la confección hicieron que los precios estacionales crecieran solo 1,5%, 0,7 puntos porcentuales (p.p) menos que en el anterior récord del INDEC.

En términos generales, la inflación de mayo estuvo impulsada en gran medida por ajustes en los precios regulados por el Gobierno, que crecieron 3,8% en promedio, 0,3 pp más que en abril. Por el contrario, la inflación subyacente, que no incluye precios regulados ni factores estacionales, se desaceleró de 4,6% a 3,5%, el porcentaje más bajo en siete meses.

Sin embargo, la inflación de mayo todavía se considera alta para un país con salarios bajos, un escaso nivel de actividad, tasas rezagadas y una moneda algo sobrevaluada. Y se espera que todo explote después de las elecciones a pesar del anuncio del ministro de Economía, Martín Guzmán, de que “se dan las condiciones para que la inflación se reduzca mes a mes”.