MercoPress, in English

Sábado, 19 de junio de 2021 - 00:04 UTC

 

 

Argentina prohíbe las exportaciones de carne durante 30 días en un intento por frenar la inflación

Martes, 18 de mayo de 2021 - 09:50 UTC
De hecho, la prohibición de 30 días durará “hasta que el mercado interno esté en orden”. De hecho, la prohibición de 30 días durará “hasta que el mercado interno esté en orden”.

El gobierno argentino del presidente Alberto Fernández anunció la prohibición de todas las exportaciones de carne durante los próximos 30 días en un intento por frenar la inflación, ya que los precios internos subieron más de un 20% este año debido a la demanda externa.

El Ministerio de Desarrollo Productivo informó al Consorcio de Exportadores de Carne Argentina (ABC) sobre la decisión a su titular, Mario Ravettino, quien fue convocado a la Casa Rosada el lunes.

Aunque la suspensión es inicialmente por 30 días, fuentes del Ministerio han filtrado que más bien durará “hasta que el mercado interno esté en orden”, según medios locales.

Entidades rurales agrupadas bajo lo que se conoce como Mesa de Enlace han advertido que tal decisión “no tendría ningún efecto en los precios y podría afectar el stock de carne de res en el mediano plazo”. Recordaron que el kirchnerismo adoptó una medida similar hace 15 años, cuando anunciaron que sería por apenas seis meses, pero terminó extendiéndose por diez años.

La Mesa de Enlace señaló que durante ese período “se perdieron 12 millones de cabezas de ganado y más de 10.000 puestos de trabajo por el cierre forzoso de establecimientos ganaderos.

Fernández dijo que estaba preocupado por la escalada de la inflación: “He observado con gran preocupación lo que sucedió en marzo y abril, y no estoy dispuesto a quedarme de brazos cruzados”. Agregó que “estoy muy decidido a ocuparme del tema de los precios y poner las cosas en orden”, ya que encontró “inexplicable” el aumento de los precios internos.

En abril, el gobierno había establecido nuevos requisitos a los exportadores de carne, granos y lácteos, obligándolos a registrarse en el Registro de Operadores de la Cadena Agroalimentaria (RUCA), que depende del Ministerio de Agricultura, lo que de algún modo anunciaba el regreso de restricciones más estrictas, que, se comenta, se vieron impulsados por los datos de inflación de la semana pasada publicados por el INDEC.

La inflación en abril fue del 4,1% y la carne acumuló un aumento del 64,7% en doce meses. En ese mes, el rubro de alimentos aumentó 4.3%, con una incidencia de aumentos en leche, pan y carne. En los primeros cuatro meses de 2021, la carne subió un 22,2%.

“El aumento podría explicarse por el precio internacional, pero también es cierto que trasladar ese valor al precio interno no tiene mucha justificación”, dijo Fernández.

“Una vez más nuestros vecinos celebran que les dejamos la puerta abierta para que aprovechen los mercados”, se quejó un productor agroalimentario en su cuenta de Twitter.

Categorías: Agricultura, Economía, Argentina.