MercoPress, in English

Viernes, 18 de junio de 2021 - 23:18 UTC

 

 

Las aguas de las Falklands: paraíso para las ballenas Sei

Lunes, 17 de mayo de 2021 - 21:10 UTC
Las ballenas sei, que normalmente habitan en aguas de gran profundidad, todavía están clasificadas como en peligro de extinción en la Lista Roja de especies amenazadas de la IUCN Las ballenas sei, que normalmente habitan en aguas de gran profundidad, todavía están clasificadas como en peligro de extinción en la Lista Roja de especies amenazadas de la IUCN

Las aguas costeras de las Islas Falklands han sido confirmadas como un Área de Biodiversidad Clave (KBA según sus siglas en inglés) para las ballenas Sei, la primera de su tipo en el mundo. El anuncio se produce después de cinco años de estudios realizados en aguas de las Falklands por Falklands Conservation.

La ONG con sede en las Falklands dijo que los estudios han sido posibles gracias al regreso anual de las ballenas Sei a las aguas costeras de las islas, un fenómeno que describe como ‘prácticamente único para esta especie’.

Las ballenas sei, que normalmente habitan en aguas de gran profundidad, todavía están clasificadas como en peligro de extinción en la Lista Roja de especies amenazadas de la Unión Internacional para la Conservación (IUCN). El proyecto que contribuyó a la designación de KBA ha confirmado que muchas ballenas Sei utilizan las aguas de las Falklands como zonas de alimentación estival, y regresan cada año para alimentarse de enjambres de pequeños crustáceos.

Gran parte del estudio implicó la identificación de ballenas individuales a través de fotografías de las aletas y los flancos para después comparar sus cicatrices y marcas de color únicas. Según Falklands Conservation, se han identificado hasta 500 individuos durante el estudio de cinco años, y se descubrió que una ballena había migrado una distancia en línea recta de 3.300 km en seis meses, desde Brasil a las Islas Falklands.

 

La Dra. Caroline Weir, líder del Proyecto de Ballenas Sei para Falklands Conservation, dijo: “Estamos increíblemente orgullosos de lograr esta Área de Biodiversidad Clave para las ballenas Sei, las cuales están en peligro de extinción. Es la culminación de cinco años de investigación de campo vanguardista y difícil , y que verdaderamente ha resaltado la importancia de la Islas Falklands para esta especie poco conocida. Es un privilegio trabajar en un área donde las poblaciones de ballenas parecen prosperar, y es fantástico ver ahora que ese trabajo se traduce en reconocimiento mundial y contribuye a la conservación futura de estos asombrosos animales “.

La Dra. Esther Bertram, directora ejecutiva de Falklands Conservation, agregó: “Este programa establece firmemente a las Islas Falklands en el mapa de las ballenas en todo el mundo. Como comunidad, podemos disfrutar regularmente de la observación de estas ballenas por todas las costas, y es una fuente de gran orgullo e inspiración que elijan pasar parte de su vida nómada aquí. Es fundamental que sigamos siendo líderes en el mundo para brindar un refugio seguro en nuestras abundantes aguas cristalinas, equilibrando las necesidades de estos increíbles animales con las actividades humanas que sustentan tantos medios de vida dentro de la comunidad local ”.

Evaluación y datos sólidos

Las Áreas Clave de Biodiversidad (KBA) son designadas por la Asociación de Áreas Clave de Biodiversidad, un consorcio de 13 organizaciones de conservación global, mediante un proceso de evaluación de datos robusto y de acuerdo con estrictos criterios científicos. La asociación describe estos lugares como ‘lugares del planeta que son fundamentales para la supervivencia de plantas y animales únicos, y las comunidades ecológicas que componen.’

Aunque las Áreas Clave para la Biodiversidad no son una designación legislativa, son una marca importante de reconocimiento, dice Falklands Conservation. “El contexto de conservación amplio de esta investigación y el reconocimiento de KBA es el reflejo de lo ricas que son las aguas de las Falklands en biodiversidad, el cuidado con el que se tienen que conservar y gestionar. Las aguas costeras de las Islas Falklands prácticamente no han sufrido daños por la actividad humana, y las islas son un sitio de importancia mundial para cetáceos y otros mamíferos marinos, bosques de algas gigantes y aves marinas, incluidos albatros y más de un millón de pingüinos.

Una gestión cuidadosa por parte del gobierno, la industria y la comunidad en general puede garantizar que las actividades humanas con posibles efectos sobre el medio ambiente puedan producirse junto con un ecosistema marino vibrante, saludable y diverso,’ dijo la ONG.