MercoPress, in English

Lunes, 23 de noviembre de 2020 - 22:18 UTC

 

 

Para Morales la conspiración del litio lo obligó a renunciar e huir de Bolivia

Miércoles, 11 de noviembre de 2020 - 10:26 UTC
Morales no aceptó hablar sobre ningún otro tema más allá del litio, y sostuvo que este proyecto quedó paralizado durante el gobierno interino de Jeanine Áñez Morales no aceptó hablar sobre ningún otro tema más allá del litio, y sostuvo que este proyecto quedó paralizado durante el gobierno interino de Jeanine Áñez
Morales recordó que como presidente, 2006/2019, conversó con Seúl y Tokio a los que ofreció vender baterías de litio ensambladas en Bolivia, pero sin éxito Morales recordó que como presidente, 2006/2019, conversó con Seúl y Tokio a los que ofreció vender baterías de litio ensambladas en Bolivia, pero sin éxito

El ex presidente de Bolivia Evo Morales aseguró este martes que los grandes yacimientos de litio que tiene su país fueron el motivo del “golpe de Estado” del que mantiene que fue víctima en la crisis política desatada tras las sospechas de fraude en las elecciones de 2019.

Un día después de volver a Bolivia un año después de irse a México y luego a la Argentina en medio de una revuelta que lo obligó a dejar su cargo, Morales ofreció una conferencia de prensa exclusivamente para hablar sobre el proyecto que tenía su gobierno para industrializar el litio.

El líder del Movimiento al Socialismo no aceptó hablar sobre ningún otro tema más allá del litio, y sostuvo que este proyecto quedó paralizado durante el tiempo de vigencia del gobierno interino de Jeanine Áñez pero aseguró que se retomará ahora que su ex ministro de Economía Luis Arce es el nuevo presidente por los próximos cinco años.

La convocatoria a los periodistas se hizo en uno de los hoteles ubicados frente al famoso salar de Uyuni, uno de los atractivos turísticos de Bolivia más conocidos en el mundo, durante la segunda de las tres etapas de su gira de retorno, con la que está recorriendo gran parte del territorio boliviano.

Morales recordó que, en su tiempo como presidente -entre 2006 y 2019-, tuvo conversaciones con dignatarios de Corea del Sur y Japón a los que les ofreció vender a sus industrias de baterías de litio ensambladas en Bolivia, lo que aparentemente no terminó de convencer a sus interlocutores.

“Después de tantas reuniones, me di cuenta que occidente, es decir, los países industrializados, solo nos quieren a los latinoamericanos para que nosotros les garanticemos la materia prima”, afirmó Morales.

“La lucha de la humanidad siempre es por el control de los recursos naturales. ¿De quiénes son los recursos naturales? De los pueblos bajo la administración del Estado o de los privados bajo el saqueo de las transnacionales”, agregó.

En ese sentido, Morales consideró que “allí donde los pueblos son dueños de los recursos naturales, preparan bases e intervenciones militares e incluso golpes de Estado”.

Morales recordó también el mensaje publicado en redes sociales por el millonario Elon Musk, el dueño de Tesla, referente al nivel mundial en la fabricación de automóviles eléctricos.

El multimillonario empresario sudafricano nacionalizado estadounidense aseguró, en aparente ironía, que ellos golpearían a quien quisieran, en respuesta a un usuario que le recriminaba que Estados Unidos hubiera dado un “golpe de Estado” en Bolivia para quedarse con su litio.

“El dueño de Tesla dice haber financiado del golpe de Estado, solo por el litio. En Estados Unidos existe gran preocupación por el litio, y este golpe es al litio. No quieren que nosotros le demos el valor agregado al litio como Estado, siempre quieren que nuestros recursos naturales estén en manos de las transnacionales”, dijo.

Morales manifestó seguir convencido de que “dos o tres países definirán en el futuro el precio del litio para el mundo”, por lo que animó al resto de países latinoamericanos a mantener su soberanía sobre los recursos naturales.

Este miércoles será el último día de la ruta donde directamente llegará a Chimoré, el enclave cocalero del Trópico de Cochabamba del que surgió como líder sindical antes de ser presidente y donde ha anunciado que se establecerá para volver a esa función.

No es casualidad que llegue el 11 de noviembre a Chimoré, el mismo día y el mismo lugar donde hace un año salió casi en secreto del país en un avión de la Fuerza Aérea Mexicana tras haber renunciado el día anterior, mientras crecían las sospechas de un fraude electoral a su favor y clima de inestabilidad social.