MercoPress, in English

Lunes, 24 de junio de 2024 - 09:39 UTC

 

 

Presidente del Perú será sometido a juicio político y puede ser destituido

Sábado, 12 de setiembre de 2020 - 10:50 UTC
El pleno del parlamento admitió la moción -calificada de “golpe de estado” por el gobierno- con 65 votos a favor, 36 en contra y 24 abstenciones El pleno del parlamento admitió la moción -calificada de “golpe de estado” por el gobierno- con 65 votos a favor, 36 en contra y 24 abstenciones

El presidente de Perú, Martín Vizcarra, quedó al borde de la destitución luego de que el Congreso unicameral admitiera una moción de vacancia (juicio político) tras la difusión de los audios en los que el mandatario supuestamente pidió a un grupo de asesores que mintieran acerca de la contratación presuntamente irregular de un cantante.

El pleno del parlamento admitió la moción -calificada de “golpe de estado” por el gobierno- con 65 votos a favor, 36 en contra y 24 abstenciones y ahora deberá establecer la fecha en que citará al mandatario para juzgarlo en un plazo no mayor que cuatro días, según el diario limeño El Comercio.

De acuerdo con las causas de vacancia presidencial establecidas por la Constitución, en este caso el Congreso solo podrá destituir a Vizcarra si alega su “incapacidad moral permanente”.

La sesión del parlamento comenzó el viernes al mediodía en medio de un clima de mucha tensión e incertidumbre y apenas minutos después pasó a cuarto intermedio entre frenéticas negociaciones para conseguir los votos necesarios para aprobar la moción de vacancia. Finalmente, se reanudó a primera hora de la tarde.

Paralelamente, el cantante que está en el centro del escándalo que acosa a Vizcarra, Richard Cisneros, se presentó en el Congreso y anunció que dejará nuevas pruebas, aunque no aclaró si beneficiarán o complicarán aun más al mandatario.

Antes había ido, rodeado de periodistas, al Palacio de Gobierno a pedir una audiencia con Vizcarra y anunciar que presentaría más audios ante la Fiscalía.

El escándalo estalló en mayo pasado, cuando la prensa descubrió que el Ministerio de Cultura le había ofrecido contratos presuntamente irregulares por 10.000 dólares a Cisneros, un artista poco conocido, en plena pandemia de coronavirus y crisis económica.

El Congreso necesita 87 votos para destituir a Vizcarra, que carece de partido y bancada propios.

Si Vizcarra fuera destituido, al no tener vicepresidentes, deberá asumir el Ejecutivo el presidente del Congreso, Manuel Merino, y convocar a elecciones “de inmediato”, según la Constitución, que sin embargo no precisa un plazo para ello.

Categorías: Política, América Latina.