MercoPress, in English

Viernes, 1 de julio de 2022 - 22:40 UTC

 

 

Uruguay: Oración interreligiosa en el primer día como presidente de Lacalle Pou

Martes, 3 de marzo de 2020 - 08:53 UTC
Es la primera vez en 30 años que se realiza una oración de cambio de mando. La última fue convocada por el expresidente Lacalle Herrera, padre del nuevo presidente uruguayo. Es la primera vez en 30 años que se realiza una oración de cambio de mando. La última fue convocada por el expresidente Lacalle Herrera, padre del nuevo presidente uruguayo.
Lacalle Pou consideró que la Constitución establece la separación entre el estado y la iglesia, pero consideró que laicidad es no tener una religión oficial y no es equivalente a laicismo. Lacalle Pou consideró que la Constitución establece la separación entre el estado y la iglesia, pero consideró que laicidad es no tener una religión oficial y no es equivalente a laicismo.

Rodeados de seguridad y detenidos de vez en cuando por algunos feligreses que pedían alguna foto, este lunes entró caminando por el pasillo del medio de la catedral de Montevideo el flamante presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou, y parte de su gabinete a una ceremonia interreligiosa celebrada para rezar por el nuevo gobierno.

Es la primera vez en 30 años que se realiza una oración de cambio de mando en un país cuya Constitución establece claramente la separación entre el  Estado y la iglesia y cuyos últimos gobiernos (los ultimos 3 de una coalición de izquierda) se han distanciado de cualquier actividad religiosa. La última fue organizada a pedido del padre del presidente, el expresidente Luis Lacalle Herrera, cuando este asumió el poder.

Antes de entrar a la Catedral, el mandatario de centro derecha aclaró que “todas las iniciativas a favor de la nación y del país son bienvenidas, las religiosas, las laicas, todas”.

La convocatoria a “presenciar una oración interreligiosa por la patria”, de acuerdo con un comunicado oficial de presidencia, fue hecha por el Arzobispo de Montevideo, el cardenal Daniel Sturla, y la Conferencia Episcopal del Uruguay, junto a representantes de la Colectividad judía e iglesias cristianas.

En el interior de la Catedral esperaban al nuevo presidente diversos representantes de colectividades cristianas y judías como el presidente de la Conferencia Episcopal de la Iglesia Católica, Arturo Fajardo; los rabinos Max Godet y Daniel Dolinsky, de la Comunidad Judía y Pedro Lapadjian por las iglesias evangélicas, entre otros.

Sturla se dirigió a la prensa y dijo que invocaban a Dios para “tener una sociedad más libre y más justa”.

A la salida de la oración, el presidente destacó que son bienvenidas todas las iniciativas que promuevan la justicia, es decir, “darle un empujón a los que menos tienen y a los más desvalidos”.

Consideró que la Constitución establece claramente la separación entre el estado y la iglesia, pero consideró que laicidad es no tener una religión oficial y no es equivalente a laicismo.

Lacalle Pou ha participado en otras ocasiones en celebraciones religiosas y en una reunión en el templo de la masonería.

Por otro lado la Iglesia Metodista rechazó la invitación a la ceremonia por los nuevos gobernantes debido a la laicidad. “No existen antecedentes de celebraciones religiosas de este tipo. Puede dar a entender que se jerarquiza una corriente sobre otras”, dijo el pastor Raúl Sosa, antes de la misa.

Categorías: Política, Uruguay.