MercoPress, in English

Lunes, 20 de setiembre de 2021 - 17:53 UTC

 

 

Boris Johnson prometió que el Brexit marca el comienzo de una nueva era y de un éxito impresionante

Sábado, 1 de febrero de 2020 - 08:59 UTC
“Esto no es un final sino un comienzo”, dijo en un mensaje a la nación difundido poco antes de la entrada en vigor del Brexit “Esto no es un final sino un comienzo”, dijo en un mensaje a la nación difundido poco antes de la entrada en vigor del Brexit

El primer ministro británico, Boris Johnson, prometió el viernes una “nueva era” de cooperación con la Unión Europea tras el Brexit, afirmando que este marca el “comienzo” de una etapa en solitario que llamó a convertir en un “éxito impresionante”.

 
“Esto no es un final sino un comienzo”, dijo en un mensaje a la nación difundido poco antes de la entrada en vigor del Brexit. “Sé que podemos convertir esta oportunidad en un éxito impresionante”, agregó, asegurando desear el comienzo de una nueva era de cooperación cordial“ con la UE.

El Reino Unido finalmente se retiró de la Unión Europea y se encaminaba a un futuro incierto, dando la espalda después de 47 años al proyecto de posguerra para articular países europeos arruinados en una potencia global.

El Brexit, el mayor cambio geopolítico desde que Gran Bretaña perdió su imperio global, se concretó a las 2300 GMT, un hito que el primer ministro Boris Johnson ensalzó como el amanecer de una nueva era.

Miles de partidarios del Brexit se reunieron fuera del parlamento británico, ondeando banderas, cantando y deleitándose en una mezcla de nostalgia, patriotismo y desafío.

El Brexit, una vez considerado el sueño improbable de un equipo heterogéneo de ”euroescépticos”, también debilita a la UE, concebida como una forma de unir en paz a las principales potencias de Europa después de siglos de conflicto.

Cuando finalmente llegó el día de la salida, después de tres años y medio de disputas desde el referéndum de 2016, fue una especie de anticlímax: mientras los partidarios de la salida agitaban banderas y brindaban bajo la lluvia, muchos británicos mostraron lágrimas, indiferencia o alivio.

Los líderes más poderosos de la UE, la canciller alemana Angela Merkel y el presidente francés Emmanuel Macron, consideraron el Brexit como un momento triste para Europa.

En Bruselas, se bajó la bandera británica de la sede de la UE. Sin embargo, poco cambiará de inmediato, ya que un período de transición mantiene al Reino Unido como miembro en todo, menos en el papel, hasta fines de 2020. Los críticos dicen que el Brexit es una locura que debilitará a Occidente, y torpedeará lo que queda de la influencia de Gran Bretaña.