MercoPress, in English

Jueves, 21 de octubre de 2021 - 14:50 UTC

 

 

EE.UU. y China más cerca de un acuerdo comercial que ponga fin a la incertidumbre de los inversores

Viernes, 13 de diciembre de 2019 - 10:20 UTC
Trump quiere que China compre más productos agrícolas de los EE. UU. y un acuerdo comercial más abarcativo. Trump quiere que China compre más productos agrícolas de los EE. UU. y un acuerdo comercial más abarcativo.

Estados Unidos ha alcanzado un acuerdo comercial de fase uno con China, fuentes no oficiales de la Casa Blanca revelaron a la prensa el jueves, a la espera de la aprobación del presidente Donald Trump.

Después de analizar el tema de los aranceles del 15% que entrarán en vigencia el domingo, lo que afectaría a aproximadamente U $ 160 mil millones en productos chinos, incluidos juguetes, computadoras, teléfonos y ropa, la posibilidad de retrasar la medida se hizo concreta en la medida en que la Casa Blanca habría ofrecido eliminar esos aranceles y reducir otros a la mitad, siempre y cuando el gigante asiático compre productos agrícolas por un valor de U $ 50 mil millones, según lo solicitado por Trump en lugar de los U $ 40 mil millones ofrecidos.

Adicionalmente, Trump también quiere un amplio acuerdo comercial con China para abordar las preocupaciones sobre el robo de propiedad intelectual, las transferencias forzadas de tecnología y los déficits comerciales.

El presidente, que prometió tomar medidas enérgicas contra China durante su campaña de 2016, ve un acuerdo como una prioridad económica y política ante su candidatura a la reelección para 2020.

Las dos economías más grandes del mundo se han movido para frenar una guerra comercial que amenaza con atrasar el crecimiento global.

Los principales índices bursátiles de EE. UU. subieron tras las noticias del principio de acuerdo. Los inversores esperan que Estados Unidos y China puedan llegar a un acuerdo antes de la fecha límite arancelaria y evitar una escalada potencialmente dañina en su guerra comercial de casi 2 años.

El jueves por la mañana, Trump tuiteó que Estados Unidos se ha acercado a un acuerdo comercial con Beijing después de varias idas y venidas. “Acercándome MUCHO a una GRAN COSA con China. ¡Lo quieren, y nosotros también!”, escribió Trump, aunque no quedó claro exactamente cómo este acuerdo entre Washington y Beijing sería diferente de un acuerdo parcial que el presidente anunció en octubre.

El presidente se reunió con sus asesores y con importantes figuras empresariales el jueves. Según trascendió, la oferta arancelaria de la Casa Blanca a Beijing data de la semana pasada y puede haber cambiado a medida que avanzan las conversaciones. Pero Trump parece más abierto ahora a un acuerdo después de una trayectoria personal en la que afirmó reiteradamente que Beijing lo necesitaba más que Washington.