MercoPress, in English

Viernes, 19 de julio de 2019 - 04:26 UTC

 

 

Guaidó justifica su estrategia de diálogo con el gobierno de Maduro

Miércoles, 10 de julio de 2019 - 10:03 UTC
Guaidó justifica su estrategia de diálogo con el gobierno de Maduro Guaidó justifica su estrategia de diálogo con el gobierno de Maduro

El gobierno de Nicolás Maduro y la oposición venezolana se volverán a sentar en una misma mesa para negociar una salida a la crisis política, social y económica que vive el país, esta vez en Barbados, a pesar de la poca motivación que existe en la población para consolidar un acuerdo y los intentos infructuosos del pasado.

Según el presidente del parlamento, Juan Guaidó, el encuentro tendrá como objetivo “lograr una solución definitiva a la crisis en nuestro país”, mientras que el ministro de Comunicación e Información, Jorge Rodríguez, asegura que la nueva reunión se traducirá en la “consolidación de la paz”.

Las delegaciones enviadas por Guaidó y por Maduro exploran la posibilidad de una negociación en la isla caribeña bajo el auspicio de Noruega. Un paso, que no supone el único movimiento de la Asamblea Nacional, que ha alimentado expectativas y al mismo tiempo cierta desconfianza. Una parte de los venezolanos cuestinó que se diera un diálogo y no una medida que dé una salida definitiva al regimen. Según la encuestadora Delphos, solo 15,2% de la población quiere un acuerdo negociado.

“Nos falta vencer un enemigo más, la desesperanza, la desconfianza. El régimen está aislado, solo, derrotado, incluso dividido”, afirmó Guaidó en un vídeo difundido en las redes sociales. 

“Mientras nosotros nos mantengamos unidos y movilizados vamos a lograr cambiar Venezuela”, advirtió, aun concediendo la inquietud de algunos sectores opositores.

“Entiendo que tangan dudas, naturales, que pueden generar procesos como el de Oslo, procesos como la implementación del TIAR [un tratado interamericano de asistencia recíproca que abre la puerta a una intervención], incluso la calle, incluso el Grupo Internacional de Contacto”, reconoció Guaidó, quien horas antes se había reunido con el enviado especial de esta última iniciativa, impulsada por la Unión Europea, el diplomático uruguayo Enrique Iglesias.

La reunión se enmarca en los intentos emprendidos en varios frentes. Pero en este caso hay una novedad. “La gran diferencia en este proceso es la presión que hemos logrado y debemos aumentar, que el mundo reconoce la situación de nuestro país y está comprometido con lograr soluciones. Nos corresponde trabajar en todos los espacios que nos permitan salir de la tragedia”.

Iglesias también se citó con el presidente Maduro, que ya este lunes se mostró “muy optimista” sobre los contactos de las delegaciones en Barbados, que ya se iniciaron hace semanas en Oslo. Aunque no informó con detalle del encuentro con el enviado de la UE, aseguró via Twitter que se trató de una “extraordinaria reunión de trabajo”.