MercoPress, in English

Martes, 29 de noviembre de 2022 - 23:56 UTC

 

 

Tras escándalos de curas en Chile, Senado aprueba la imprescriptibilidad de delitos sexuales contra menores

Jueves, 4 de abril de 2019 - 10:20 UTC
“No permitiremos más que el tiempo se convierta en cómplice y dé impunidad a quienes abusan de nuestros niños” sostuvo el presidente Sebastián Piñera “No permitiremos más que el tiempo se convierta en cómplice y dé impunidad a quienes abusan de nuestros niños” sostuvo el presidente Sebastián Piñera

Nueve años después de que fuera presentado, el Senado de Chile aprobó este miércoles el proyecto de ley sobre imprescriptibilidad de delitos sexuales cometidos contra menores de edad. La moción, que fue impulsada el 2010 por los senadores Jaime Quintana, Ximena Rincón y los ex parlamentarios Patricio Walker y Fulvio Rossi, fue respaldada de forma unánime, con 35 votos a favor, 0 abstención y 0 en contra.

Con esto, la iniciativa pasó ahora a la Cámara de Diputados, en su segunda instancia legislativa. Tras la aprobación, el presidente de Chile Sebastián Piñera publicó un mensaje en su cuenta de Twitter para celebrar la noticia.

“Agradezco al Senado aprobación de nuestro proyecto de ley de Imprescriptibilidad para Delitos de Abusos Sexuales. No permitiremos más que el tiempo se convierta en cómplice y dé impunidad a quienes abusan de nuestros niños. Un gran paso en la tarea de poner a los niños primero”, dijo el Mandatario.

Por su parte, el ministro de Justicia, Hernán Larraín, calificó el respaldo a esta iniciativa como “una señal muy potente”. “Desgraciadamente ha corrido mucha agua bajo el puente, ha habido mucho dolor. Creo que las dificultades jurídicas, que las hay tanto en el ámbito constitucional como penal, la falta de comprensión probablemente de mucha gente, fueron todas superadas por el compromiso de todos, de las víctimas y de quienes los han representado, de los parlamentarios autores de la moción, como del resto de los que participaron en el debate”, agregó el secretario de Estado.

A juicio de Larraín, “lo que hicimos fue oír en este caso a las víctimas, a quienes habían sido objeto de abusos sexuales en forma reiterada y que lo sufrieron durante muchos años sin poderlo expresar o sin poder perseguir a los responsables de esos abusos”.

Por otro lado, el titular de Justicia destacó que ahora las víctimas de abusos tendrán “derecho al tiempo para hacer sus denuncias cuando realmente puedan hacerlo”, y valoró haber llegado a esta instancia gracias a las denuncias realizadas por civiles, como fue el caso de James Hamilton, Juan Carlos Cruz y José Andrés Murillo, a quienes el Arzobispado de Santiago deberá pagarles unos US$ 500.000 como indemnización, en el marco de las acusaciones contra el ex párroco Fernando Karadima.

Por último, Larraín llamó a la Cámara de Diputados a “trabajar con más rapidez” en la legislación de esta ley para que “no se pase un día más, no perdamos más tiempo dándole impunidad a quienes abusan contra niños, niñas y adolescentes”.

Categorías: Economía, Política, Chile.