MercoPress, in English

Lunes, 20 de mayo de 2019 - 01:03 UTC

La Unión Europea preparada para un Brexit negociado o abrupto, aunque se puede esperar alguna volatilidad

Miércoles, 27 de marzo de 2019 - 10:29 UTC
 “Seguro que habrá volatilidad, pero dado el grado de preparación, espero y estoy convencida de que no debería haber riesgos financieros”, expresó Elke Konig “Seguro que habrá volatilidad, pero dado el grado de preparación, espero y estoy convencida de que no debería haber riesgos financieros”, expresó Elke Konig
Las instituciones europeas como el Banco Central Europeo están preparadas ante cualquier escenario Las instituciones europeas como el Banco Central Europeo están preparadas ante cualquier escenario

La presidente de la Junta Única de Resolución (JUR), Elke König, aseguró este martes que está “convencida” que la salida de Reino Unido de la Unión Europea no supondrá un riesgo “inminente” para la estabilidad financiera del bloque comunitario, aunque sí ha previsto “volatilidad” en los mercados.

“Seguro que habrá volatilidad, pero dado el grado de preparación, espero y estoy convencida de que no debería haber riesgos inminentes sobre la estabilidad financiera”, expresó en una rueda de prensa que ofreció en la sede de la institución en Bruselas.

La alemana reconoció que no tiene “ni idea” que pasará finalmente en la Cámara de los Comunes y si la salida de Reino Unido del club europeo será finalmente con acuerdo o de forma abrupta. En cualquier caso, ha asegurado que la JUR sigue “detenidamente” los acontecimientos en Londres. La presidenta del organismo comunitario encargado de la resolución de bancos en quiebra subrayó que han trabajado con otras instituciones europeas como el Banco Central Europeo (BCE) para que la UE esté preparada ante cualquier escenario y recordó que el reflejo de “cualquier recesión económica” en las entidades financieras “se da por hecho”.

König aprovechó la ocasión para recordar que la JUR ya publicó en noviembre una serie de recomendaciones para los bancos en el contexto del Brexit, en el que se enfatiza que las entidades que vayan a situar filiales en la UE deben garantizar que son bancos “totalmente funcionales” que cuentan con un colchón de capital suficiente para ser resueltos en caso de necesidad.

“La unidad que permanezca o se instale en la UE debe ser un banco completamente funcional y que tenga la capacidad propia para poder ser resuelto”, explicó la alemana.