MercoPress, in English

Martes, 29 de noviembre de 2022 - 01:17 UTC

 

 

Varios países sudamericanos apoyan candidato de Trump para el Banco Mundial

Jueves, 7 de marzo de 2019 - 09:49 UTC
Chile, Argentina, Paraguay, Perú y Uruguay manifestaron su apoyo a la candidatura de David Malpass para presidencia del Grupo Banco Mundial Chile, Argentina, Paraguay, Perú y Uruguay manifestaron su apoyo a la candidatura de David Malpass para presidencia del Grupo Banco Mundial

Los gobiernos de Chile, Argentina, Paraguay, Perú y Uruguay manifestaron su apoyo a la candidatura de David Malpass para presidencia del Grupo Banco Mundial. “Es un sólido candidato para este importante puesto, dada su amplia experiencia en políticas públicas y organismos financieros internacionales”, destacó el Ministerio de Hacienda chileno sobre el subsecretario del Tesoro del gobierno estadounidense.

El compromiso de Malpass con la misión de la entidad “se refleja en la reciente exitosa negociación del aumento de capital del Grupo Banco Mundial concluida el año pasado”, añadió la cartera que lidera el ministro Felipe Larraín.

Por último, la secretaría de Estado chilena expresó que “confiamos en el liderazgo de Malpass para continuar y profundizar el rol del Grupo Banco Mundial como socio estratégico y activo colaborador en los esfuerzos de nuestros países para lograr un crecimiento y desarrollo sostenibles priorizando la reducción de la pobreza y la desigualdad, así como para una exitosa implementación de los acuerdos ligados al reciente aumento de capital”. Cabe recordar que el pasado 6 de febrero el Presidente de EE.UU., Donald Trump, nominó al economista al cargo de presidente de la institución.

La presidencia del BM está actualmente cubierta de manera interina por Kristalina Georgieva, consejera delegada de la institución tras la salida sorpresiva del estadounidense Jim Yong Kim, tres años antes que culminase su segundo mandato. Aunque EE.UU. cuenta con la mayor cuota de voto en el Banco Mundial, la candidatura de Malpass podría ser rechazada si es bloqueada por el resto de países, algo improbable dado el histórico pacto entre la primera economía del mundo y Europa para repartirse la jefatura del Banco Mundial y el FMI.