MercoPress, in English

Martes, 18 de enero de 2022 - 10:51 UTC

 

 

En medio de aplausos, gritos e insultos Macri confirmó al Congreso su política de austeridad y reelección

Sábado, 2 de marzo de 2019 - 05:41 UTC
Macri aseguró que “se está acabando la impunidad”, y que, si la Justicia lo requiere, todos deben rendir cuentas, inclusive el propio jefe de Estado y su familia Macri aseguró que “se está acabando la impunidad”, y que, si la Justicia lo requiere, todos deben rendir cuentas, inclusive el propio jefe de Estado y su familia
Entre aplausos de oficialistas y gritos e incluso insultos, de opositores, Macri aseveró que ahora hay “un Estado que combate las mafias y previene la corrupción” Entre aplausos de oficialistas y gritos e incluso insultos, de opositores, Macri aseveró que ahora hay “un Estado que combate las mafias y previene la corrupción”
Macri subrayó que “tenemos una mejor calidad democrática, instituciones más sólidas y transparentes, mejor infraestructura y mejor relación con el mundo que en 2015” Macri subrayó que “tenemos una mejor calidad democrática, instituciones más sólidas y transparentes, mejor infraestructura y mejor relación con el mundo que en 2015”

El presidente Mauricio Macri convocó el viernes a los argentinos a “lograr acuerdos que necesitamos para proyectar nuestra Argentina a 30 años”, ratificó que “estamos mejor parados que hace tres años” y sostuvo que “somos la generación que está haciendo un cambio muy profundo y verdadero”.

En su discurso de apertura del 137° Período de Sesiones Ordinarias del Congreso Nacional, el Jefe de Estado subrayó que “hoy tenemos una mejor calidad democrática, instituciones más sólidas y transparentes, una mejor infraestructura y una mejor relación con el mundo que en 2015”.

Macri aseguró que “se está acabando la impunidad” en su país y que, si la Justicia lo requiere, todos deben rendir cuentas, inclusive el propio jefe de Estado y su familia. “Se está acabando la impunidad y en este sentido también estamos mejor que en 2015”, dijo lanzando dardos directos a los gobiernos kirchneristas, salpicados por casos de corrupción y asociación ilícita. En el último mensaje ante el Congreso de su mandato, iniciado a finales de 2015, Macri dijo que durante su gestión se ha labrado un “cambio profundo en el ejercicio del poder”.

Entre los aplausos de los parlamentarios oficialistas y los gritos de crítica, e incluso insultos, de opositores, el jefe de Estado aseveró que ahora hay “un Estado que combate las mafias y previene la corrupción”.

En este sentido, destacó la ley del arrepentido, aprobada por impulso del oficialismo, que, según subrayó, “se volvió una pieza clave para el avance de las causas judiciales”, especialmente aquellas que tienen en la mira a los Gobiernos precedentes de Néstor Kirchner (2003-2007) y Cristina Fernández (2007-2015).

Reivindicó, asimismo, el decreto de necesidad y urgencia que firmó en enero para que los bienes adquiridos a partir de delitos graves, como la corrupción o el narcotráfico, pasen a propiedad del Estado, una medida que cuestiona parte de la oposición por sus consecuencias legales.

Macri señaló que “el decreto de necesidad y urgencia de extinción de dominio es un reflejo de la postura clara que los argentinos” han tomado. “Queremos recuperar los bienes de las mafias, el narcotráfico y la corrupción. Y que cada quien que se oponga diga dónde está parado y a quién quiere proteger”, exclamó el Presidente.

En momentos en que la actual senadora Cristina Fernández, ausente en el Congreso y procesada en varias causas, denuncia ser objeto de una persecución política y judicial, Macri dijo que su Gobierno “respeta la independencia de la Justicia”.

“Si la Justicia pide que se rindan cuentas, todos tenemos que rendir cuentas, políticos, empresarios, sindicalistas, los mismos jueces, periodistas, inclusive la familia del residente y el Presidente”, afirmó. En su discurso, Macri pidió además al Congreso aprobar un nuevo Código Penal y un régimen penal juvenil, que baja la edad de imputabilidad a los 15 años.

Macri puso de relieve, también, entre los logros alcanzados, la inserción del país en el mundo, la baja del déficit fiscal y la apertura de nuevos mercados en el exterior, que fortalecen la creación y crecimiento de las PyMEs y representan fuentes de trabajo genuino.

Anunció, además, un aumento del 46%, a partir de este mes, de la Asignación Universal por Hijo (AUH), que ya tiene 4 millones de beneficiarios.

En la parte final de su discurso de casi una hora, Macri enfatizó que “no dejemos que los predicadores de la resignación y el miedo le ganen a la esperanza”.

“Argentinos, nuestro tiempo es hoy. Porque nuestra esperanza es fuerte”, puntualizó.

Categorías: Economía, Política, Argentina.