MercoPress, in English

Lunes, 25 de marzo de 2019 - 05:16 UTC

Argentina espera una tasa de inflación del 28% para el 2019

Viernes, 15 de febrero de 2019 - 13:12 UTC
Lo que se proyecta es una inflación de un 28% para el año, y entre los 2 y 3 puntos en los próximos meses, sostuvo Miguel Braun ante los medios en la Casa Rosada. Lo que se proyecta es una inflación de un 28% para el año, y entre los 2 y 3 puntos en los próximos meses, sostuvo Miguel Braun ante los medios en la Casa Rosada.
La cifra se sustenta en las predicciones realizadas por los economistas que mes a mes consulta el Banco Central argentino para su informe de expectativas La cifra se sustenta en las predicciones realizadas por los economistas que mes a mes consulta el Banco Central argentino para su informe de expectativas

El secretario de Política Económica de Argentina, Miguel Braun, afirmó que el Gobierno espera una tasa de inflación del 28% para este año, después de cerrar 2018 con un 47,6%, la tasa más alta desde 1991.

 Según las previsiones del Ejecutivo, en los próximos meses la tasa de inflación se mantendrá “ente los dos y tres puntos” y comenzará a bajar en la segunda mitad del año.

“Lo que se proyecta en el Relevamiento de Expectativas de Mercado del Banco Central es una inflación de un 28% para el año, con lo cual esperamos que para los próximos meses esté entre los 2 y 3 puntos y pueda de a poco ir bajando más bien hacia la segunda mitad del año”, declaró Braun ante los medios en la Casa Rosada.

La cifra se sustenta en las predicciones realizadas por los economistas que mes a mes consulta el Banco Central (BCRA) argentino para su informe de expectativas de mercado. Según el último informe del BCRA, publicado a principios de mes, la inflación para 2020 se reduciría hasta el 20%.

Braun también se refirió a la elaboración de una nueva Carta Orgánica del Banco Central, una de las peticiones del Fondo Monetario Internacional (FMI), y reconoció que la llevarán al Congreso cuando abran las sesiones.

“El Gobierno está trabajando en una modificación de Carta Orgánica del Banco Central y la vamos a mandar al Congreso cuando abran las sesiones”, manifestó. El secretario de Política Económica destacó además que durante el año pasado el Gobierno puso freno a “una crisis muy profunda”, que se presentaba como principal enemigo para las pymes (pequeñas y medianas empresas).

“El peor enemigo de las pymes es la inestabilidad macroeconómica, la crisis y la pérdida de demanda, después hay problemas puntuales como los costos que enfrentan por temas laborales, la inflación y demás. Durante el año pasado hemos podido frenar el mayor riesgo para las empresas argentinas que es una crisis muy profunda”, subrayó. Además recalcó que el Ejecutivo lleva adelante “desde el primer día” un plan económico centrado en la inversión y la creación de empleo.