MercoPress, in English

Viernes, 19 de agosto de 2022 - 14:34 UTC

 

 

Theresa May en Belfast busca un entendimiento para evitar una frontera dura en Irlanda

Miércoles, 6 de febrero de 2019 - 10:46 UTC
May reiteró su compromiso de evitar una frontera dura entre las dos Irlanda se trasladará este miércoles al castillo de Stormont (Belfast) May reiteró su compromiso de evitar una frontera dura entre las dos Irlanda se trasladará este miércoles al castillo de Stormont (Belfast)

La primera ministra del Reino Unido, Theresa May, continúa este miércoles su viaje de dos días a Irlanda del Norte con reuniones con los cinco principales partidos de la provincia británica.

May, que inició el martes la visita reiterando su compromiso con evitar una frontera dura entre las dos Irlandas tras el Brexit o la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE), se trasladará este miércoles al castillo de Stormont (Belfast), sede de la suspendida Asamblea Norirlandesa.

El Ejecutivo autónomo permanece sin actividad desde enero de 2017 por las diferencias que mantienen el Sinn Féin, la formación principal entre la comunidad nacionalista y católica, y el Partido Democrático Unionista (DUP), mayoritario entre la protestante.

La jefa del Ejecutivo británico se reunirá con los líderes de estos dos partidos -el último de ellos socio de su Gobierno en minoría en Westminster- y con los del Partido Unionista del Ulster (UUP), el Partido Socialdemócrata Laborista (SDLP, nacionalista) y el multi-confesional Partido Alianza.

Unas conversaciones en las que está previsto que May vuelva, tal y como hizo el martes en un discurso en la capital norirlandesa, a posicionarse en contra de la conocida como salvaguarda irlandesa contenida en su acuerdo del Brexit y a intentar buscar alternativas. Ese mecanismo fue ideado para evitar el restablecimiento de una frontera dura entre Irlanda del Norte y la República de Irlanda que pudiera poner en peligro el acuerdo de Paz de 1998, que puso fin a décadas de conflicto armado en el territorio.

La líder del DUP, de cuyos diez diputados depende el Ejecutivo Conservador en la Cámara de los Comunes, Arlene Foster, calificó esa solución como “tóxica” porque, a su juicio, provocará la ruptura“ de todo el país ”a medio y largo plazo”. Para abordar también la enquistada cuestión fronteriza, el primer ministro de Irlanda, Leo Varadkar, viaja a Bruselas para reunirse con líderes de la UE, a donde se trasladará May el jueves para hablar con el presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker.

Categorías: Política, Internacional.