MercoPress, in English

Jueves, 18 de agosto de 2022 - 22:20 UTC

 

 

Tensiones por el Brexit: Theresa May se reunirá con Angela Merkel y líderes de la UE

Lunes, 2 de julio de 2018 - 20:41 UTC
La visita de May a la capital alemana está enmarcada en un período de crecientes tensiones entre Londres y Bruselas La visita de May a la capital alemana está enmarcada en un período de crecientes tensiones entre Londres y Bruselas
Entidades bancarias británicas como Barclays moverían empleos de Londres a Frankfurt mientras se preparan para la salida de Gran Bretaña de la UE. Entidades bancarias británicas como Barclays moverían empleos de Londres a Frankfurt mientras se preparan para la salida de Gran Bretaña de la UE.

La primera ministra británica, Theresa May, visitará en los próximos días Berlín y Holanda para reunirse con la canciller alemana Angela Merkel y autoridades holandesas antes de reunir a su gobierno para decidir finalmente qué relación comercial quiere su país con la Unión Europea en el futuro, comentó su portavoz este lunes.

La visita a la capital alemana, pautada para el próximo 12 de julio, está enmarcada en un período de crecientes tensiones entre Londres y Bruselas, quienes se quedan sin tiempo para llegar a un acuerdo sobre la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE).

Luego de reunirse con varios líderes europeos la semana pasada en Londres y en Bruselas, May viajará a Holanda y Alemania para reunirse con el primer ministro holandés, Mark Rutte, y la canciller alemana bajo presiones de euroescépticos de su Partido Conservador para mantener su promesa de una ruptura limpia con la UE.

Sin embargo, el gobierno de May se está quedando sin tiempo para llegar a un acuerdo con Bruselas si quisiera mantener fuertes lazos comerciales.

Entidades bancarias británicas como Barclays moverían empleos de Londres a Frankfurt mientras se preparan para la salida de Gran Bretaña de la UE.

En Marzo, un estudio de Reuters en firmas financieras encontraron que se perderían al menos 5.000 empleos en ese rubro en territorio británico al buscar destinos dentro de la UE como París, Frankfurt o Dublín.

El principal negociador del Brexit de la UE, Michel Barnier, dijo el viernes que aún existen diferencias “enormes y serias” sobre el acuerdo de retirada final y el marco para la futura relación entre el Reino Unido y el resto del bloque europeo.

Mientras tanto en Londres, la primera ministra británica reunirá el viernes a un gabinete dividido para limar diferencias y presentar un frente unido antes de que se haga efectiva la salida de la UE en marzo de 2019, porque su gobierno no ha decidido exactamente el porvenir que desea.

May insistió este lunes ante la Cámara de los Comunes en que quiere abandonar el mercado único de la UE, la Unión aduanera y el sistema judicial europeo, algo difícil de combinar con su pretensión de que temas respecto a un comercio con los europeos se mantenga sin fricciones y que la frontera con Irlanda del Norte se mantenga abierta.

Al tener que afrontar diferencias en su gabinete y su partido, Theresa May recibió un recordatorio del líder laborista británico, Jeremy Corbyn, sobre las diferencias en su gobierno al afirmar que “está atrapada entre dos facciones beligerantes. Pero ahora necesita elegir un bando”.

May le respondió que había elegido “el bando del pueblo británico”.