MercoPress, in English

Jueves, 26 de mayo de 2022 - 05:50 UTC

 

 

Conflicto con mapuches en sur argentino: ocupan tierras del grupo Benetton

Sábado, 14 de enero de 2017 - 20:09 UTC
“Estamos muy preocupados por los hechos y como secretario de Derechos Humanos hago un llamado al diálogo y a la conciliación”, dijo Claudio Avruj. “Estamos muy preocupados por los hechos y como secretario de Derechos Humanos hago un llamado al diálogo y a la conciliación”, dijo Claudio Avruj.
Lof Resistencia Cushamen, una comunidad mapuche de Chubut, reclama como “territorio ancestral” la estancia Leleque, de la multinacional Benetton Lof Resistencia Cushamen, una comunidad mapuche de Chubut, reclama como “territorio ancestral” la estancia Leleque, de la multinacional Benetton
Amnistía Internacional dijo en un comunicado que “repudia la represión contra el pueblo mapuche por parte de Gendarmería y de la Policía del Chubut”. Amnistía Internacional dijo en un comunicado que “repudia la represión contra el pueblo mapuche por parte de Gendarmería y de la Policía del Chubut”.

El gobierno argentino expresó su “preocupación” por el conflicto en la sureña provincia del Chubut -fronteriza con las regiones de Palena y Aysén en Chile- con una comunidad mapuche que reclama como suyas tierras bajo propiedad de la firma textil italiana Benetton, toma en la que participó Facundo Jones Huala, activista que fue detenido en Chile y que tiene una orden de extradición pendiente luego de que huyese del país.

 “Estamos muy preocupados por los hechos que son de conocimiento público y como secretario de Derechos Humanos hago un llamado al diálogo y a la conciliación”, dijo en un comunicado el secretario de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural de Argentina, Claudio Avruj.

Lof Resistencia Cushamen, una comunidad mapuche de Chubut, reclama por su “territorio ancestral” en donde actualmente está la estancia Leleque, de la multinacional Benetton, que tiene cerca de un millón de hectáreas. El grupo resolvió regresar a esas tierras y asentarse en parte de esa estancia en marzo de 2015.

Como parte de las protestas, la comunidad bloqueó las vías de un tren turístico que pasa por esa zona y un juez ordenó levantar el corte, orden que el pasado martes ejecutó la Gendarmería nacional y que derivó en la detención de tres mapuches.

Adicionalmente, otro juez, a partir de una denuncia de la firma Benetton por presunto robo de animales, dispuso otro operativo, ejecutado por la Policía de Chubut, que terminó con siete detenidos y dos de los integrantes de la comunidad heridos por bala de goma.

“Estamos trabajando de manera articulada con autoridades del Ministerio del Interior y del Ministerio de Seguridad para intentar encontrar rápidamente una solución”, aseguró Avruj.

“Es vital e imprescindible detener la escalada de violencia y volver a instalar una mesa de diálogo y negociación”, añadió el secretario de Derechos Humanos de Argentina.

Los violentos hechos en Chubut fueron repudiados por diversas fuerzas políticas y organizaciones de derechos humanos. La organización Amnistía Internacional dijo en un comunicado que “repudia la represión contra el pueblo mapuche por parte de Gendarmería y de la Policía del Chubut”.

“Amnistía Internacional condena la falta de un eficaz control judicial sobre los alcances y exabruptos que fueron cometidos en territorio. La opacidad, falta de transparencia y rendición de cuentas no pueden ser los principios que atraviesan los operativos policiales”, indicó Mariela Belski, directora ejecutiva de Amnistía Internacional Argentina.

Categorías: Política, Argentina.