MercoPress, in English

Domingo, 4 de diciembre de 2022 - 22:48 UTC

 

 

Cameron dispuesto a hablar sobre Falklands/Malvinas según la ministra Malcorra

Lunes, 4 de abril de 2016 - 06:47 UTC

El primer ministro británico David Cameron le habría confiado al presidente argentino Mauricio Macri que “la cuestión Malvinas será incluida” como parte de las conversaciones bilaterales con Buenos Aires, según lo manifestado por la ministra de relaciones exteriores Susana Malcorra.

 Por lo visto Macri, previo a su retorno, el viernes pasado, a Argentina tras participar en Washington de la cumbre sobre seguridad nuclear, mantuvo una “breve reunión” con Cameron a solicitud de este.

“El primer ministro volvió a decir que están totalmente abiertos en avanzar en una asociación bilateral amplia, que creía que este era un momento muy especial de la Argentina, que el Reino Unido históricamente había sido socio del país y quería dar su apoyo en aquello que la Argentina considerase oportuno y necesario”, relató la titular del Palacio San Martín.

Malcorra subrayó que Macri “también le dijo, como lo había hecho en (el Foro Económico Mundial de) Davos, que parte de esa conversación incluiría a la cuestión de las Malvinas”.

A la vez, la jefa de la diplomacia argentina resaltó que el fallo que amplió la plataforma continental del país “explicitó una vez más que hay una disputa sobre las Islas Malvinas”.

“La Comisión de Límites de la Plataforma Continental (CLPC) de la ONU ha dicho claramente que no se expedía sobre la cuestión de las Malvinas ya que eso estaba en disputa. Lo importante es que sí explicitó una vez más que hay una disputa sobre las Malvinas, que desde el punto de vista del derecho internacional es fundamental para nosotros porque reafirma una vez más que las Malvinas y el resto de las Islas son un territorio disputado”, destacó.

Finalmente, manifestó que “el tema de Malvinas sigue con el curso paralelo que ha tenido lamentablemente ya por mucho tiempo, pero reforzado por el hecho de que hay un elemento más que indica que este es un tema en litigio”, algo que el Reino Unido se niega a reconocer.